Blue Flower

Los 49 Códigos de la Lógica

 

LA LÓGICA UNIVERSAL (9:18)

 

 

 

 


 

Código 1 – La Voz del que Es

“Así… oíd hombres de toda simiente y nación. No he hablado para una sola casta de hombres. No he hablado ni he dado bendiciones a un sólo pueblo. No he desenfundado flechas de mis aljabas para lanzarlas a supuestos enemigos, y no hundo en la desesperación a ningún pueblo. Así, oíd pues, el manifiesto de la inteligencia que llega al oído del que sabe escuchar”.

Esta es la identidad original del Padre Eterno que nos habla; hasta ahora es desconocido para los hombres del planeta por no haber comprendido que el «dios» al cual rinden sus adoraciones es falso, pues el verdadero NO TIENE pueblos elegidos como sí lo tiene el dios de los judíos que la comunidad cristiana predica como el padre de Jesús, lo cual es una gran mentira perpetuada por la iglesia católica desde su origen en el año 323 d.C. cuando Constantino, emperador del Imperio Romano, realiza el primer sincretismo religioso como una estrategia de gobierno, mezclando las verdaderas enseñanzas de Jesús difundidas por los apóstoles con creencias y cultos a dioses de la rebelión pregonados de la época, entre los que estaba el «dios» invasor del pueblo elegido que decretó la crucifixión de Jesús, al que nunca reconocieron como su Mesías porque claramente no lo es.

Así fue dicho por el mismo Cristo a los judíos: «Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que ÉL me envió. ¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra. Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.» (Juan 8:42-44).

Jehová, Alá, Shivan, Horus y cualquier otro «dios» que tenga un pueblo sobre el cual derramar sus bendiciones es falso y perverso. Para comprobarlo en lógica y sentir solo basta con responderse: ¿Puede ser que el Principio de toda la creación, EL VERBO, del cual han sido engendradas todas las humanidades con el linaje perfecto del Anciano de Días que es autor de soles, planetas y galaxias colosales rebosantes de vida, tenga preferencia por un pueblo determinado de un pequeño planeta ubicado en un recóndito lugar del universo? ¿y que además ese pueblo sea responsable de guerras incesantes, matanzas y crueldades para mantener su hegemonía sobre los demás habitantes de dicho planeta?

Que pequeño es Jehová y sus demás dioses (demonios) de pacotilla. Esta es la evidencia lógica que descubre a todos los dioses impostores ante el entendimiento de los apercibidos, porque ahora saben que el Padre Eterno e Innominado no es el responsable de las matanzas, guerras e injusticias que aquejan a la humanidad, pues ha sido el mismo hombre el que, inducido por este dios de los ejércitos, las ha provocado y perpetuado.

Este es el manifiesto de la inteligencia que llega al oído del que sabe escuchar, que el PADRE ETERNO, SIN NOMBRE Y SIN FIN, muestra su presencia por medio de este Código de la Lógica para que sea reconocido por quienes lo buscan realmente, pues la esencia de cada hombre en el universo desde su origen es estar conectado con ÉL. Quienes reconocen su Amor, rechazan al dios impostor del antiguo testamento y a todos los demás «dioses» de mentira y muerte.

Código 1 - La Voz del que Es (9:05)

 

 

 

 


 

Código 2: Lo Universal y Perenne

«EL CONOCIMIENTO ES UNIVERSAL Y ES PERENNE, EL MAESTRO ES EL INTÉRPRETE, ÉSTE LO COMUNICA Y LO DIFUNDE. Por lo tanto, la Verdad se expande en la medida en que se amplía el conocimiento, y en la medida en que el hombre adquiere el conocimiento, el hombre se expande a la medida del Universo. Así, que en gran parte depende, de que en la medida en que se desarrolle la comprensión de los que buscan la Verdad, ayuden con actitudes positivas a la gestación de acontecimientos por venir, reforzando su efecto salvador, o que la repriman con vuestros prejuicios, estrechez mental e ignorancia, convirtiendo su efecto en lo contrario: veneno y destrucción”.

El conocimiento universal y perenne es el conocimiento de la Ley Eterna que orquesta el movimiento y la expansión de la vida en toda la creación. No es el conocimiento del mundo y su dialéctica.

Y esta Verdad universal y perenne, que la lógica exhorta a comprobar antes de rechazar, se encuentra en todo el mensaje del Cristo, el que mostró Jesús en su primera venida para resucitar al hombre mutante de hoy. En el Anciano de Días que viene por segunda vez con nombre nuevo y sin relación con el pecado. (Hebreos 9:28)

Y sobre ÉL y la Verdad que es, el mensaje de Landak nos dice lo siguiente:

«Recuerda este nombre, para que tú mismo puedas investigar, para que avives La Voz Interior. Para que puedas desarrollar tu lucidez mental, hermano: ¡Escucha el Nombre!.. Ram-Ri-Dam Es El Nombre… Ram-Ri-Dam es el Nombre. Ese Gran Nombre y Hombre lo recordaras: deberás investigar todo lo que puedas relativo a su vida y a sus actos, pues la procedencia del Gran Hombre y el templo que estáis viendo; El Gran Maestro, se inició aquí: Templo de Toda Sabiduría y Saber, Templo en donde la Verdad Eterna alumbra y quema a todos los hombres que la buscan (…)

He dado Conocimiento, porque SABER ES MI NOMBRE. He hablado la Verdad, porque YO SOY LA VERDAD y en Mí se encierran todas las cosas; Y POTESTAD ES MI NOMBRE; Y HE SIDO CON USTEDES EN EL PRINCIPIO Y ESTARÉ CON VOSOTROS HASTA EL FINAL».

El conocimiento de la Ley en el hombre vuelve dócil su corazón, ensancha su mente y otorga entendimiento de su propia existencia y lugar en el universo consolidando el Verbo Creador que es dentro de él. (1 Juan 1:1) Por esto, en el buscador que interpreta el Conocimiento nace una necesidad imperiosa de comunicarlo, de difundirlo para que otros puedan obtener la dicha de la comprensión y salgan del engaño de una vida relegada al mundo y sus banalidades, pues hasta trabajo, dinero y bienestar lo son si nunca se llega a conocer el misterio que ahora deja de serlo: EL DIOS PRODUCIDO POR SÍ MISMO, que es la verdad de Dios anunciada en la profecía de apocalipsis y en el conocimiento de la lógica, por el cual todo buscador considera basura sus tesoros en el mundo a cambio del Cristo que forma por dentro, como lo refirió Pablo de Tarso en filipenses 3:8 «Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe»

Así nacen quienes, con sus actitudes positivas, gestan los acontecimientos que deben darse en el cumplimiento de cuanto está escrito para estos tiempos del fin, pues la otra fuerza avanza irrefrenable en su camino hacia su propia destrucción y la de todo espíritu que pueda llevarse consigo, «El diablo ha descendido a vosotros con gran ira sabiendo que tiene poco tiempo» (Apocalipsis 12:12); y lo hace con su Nuevo Orden Mundial y con la gran confrontación o tercera guerra mundial cercana.

La Luz va tomando a los que son de la Verdad Eterna, por ella renacen a la vida y obtienen la libertad. Esta se logra al no seguir rindiendo culto a las tinieblas que es regalar el tiempo de vida para vicios, corrupción y mentiras; a las viejas envolturas de hipocresía, prejuicios e injusticia; a rendirse por debilidad frente a las propias emociones y malos pensamientos.

Los que no lo consiguen, dan la espalda a este conocimiento y sus prejuicios y estrechez mental solo desemboca en veneno y destrucción para ellos y quienes los sigan.

Este es entonces, es el conocimiento que da libertad a quien se nutre de él.

Código 2 - Lo Universal y Perenne (12:59)

 

 

 

 


 

Código 3: Vestiduras Insensatas

«Os doy un ejemplo claro de lo que os digo: Eso de que en vuestro mundo el animal no use vestido y el hombre sí use, es un caso particular de una verdad universal: nos vestimos de aquello que nos hace falta. Así, el sacerdote viste hábito porque le falta religión; el soldado armas, porque le falta valor; el diplomático leva, porque no tiene pulcritud y el juez toga, porque le falta justicia. El uniforme anuncia una virtud ausente: higiene que le falta al camarero, pureza a la novia y orden al policía”.

¿Qué vestidura del mundo puede darle valor al hombre?…

NINGUNA, pues el hombre no vale ante las leyes eternas por los logros en términos de materia o diplomas que pueda conseguir, estos no significan nada frente al Anciano de Días. Sin embargo, las personas en su ignorancia aceptan dedicar su vida a adquirir los ropajes que el mundo otorga, pues el pensamiento focal de orgullo, envidia, miedo y mentira traído por la rebelión y enquistado en la mente de los hombres, los hace pensar que «valen más» por tenerlos; así, dedican su vida a vestirse de mundo hasta que llegan a viejos y se dan cuenta que vieron pasar sus años sin ningún triunfo interior, que nunca aprendieron a amar y a servir, que fueron duros de corazón y nunca perdonaron ni pidieron perdón por sus errores.

Las vestiduras insensatas las portan todos los que creen que llevar sotana los hace santos, los que piensan que lucir corbata los hace importantes sobre otros; quienes ostentan títulos que nutren el egocentrismo y la arrogancia de creerse mas sabio que el sabio. Recordad estas palabras:«¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.» (Mateo 23:27-28). También las tienen todos los que ignoran los 4 poderes que los esclavizan al perseguir dinero y poder.

Por tanto, y los que buscan tesoros que no se corrompen con el tiempo y vestiduras que no envejecen, encuentran que la lógica es su mejor vestido. Esta constituye los cuerpos eternos de los que se reviste el hombre que halla en ella la luz que le faltaba; deja atrás la hipocresía y nace de nuevo como un ser Fiel y Verdadero en la Luz; justo y noble, lleno de amor y de sabiduría para enseñar la Ley y la Verdad destruyendo con ello, a las tinieblas.

Código 3 - Vestiduras Insensatas (10:09)

 

 

 

 


 

Código 4 – Ley hoy, mañana y siempre

«No entendáis mal Mis Claras Palabras ni les deis otra interpretación; os lo digo: No exijo a los hombres honores para Mi Nombre. No castigo a quienes no saben nada de Mí. No realizo alianzas ni contratos con hombres de ningún pueblo. No pido ni doy nada a cambio de supuestas alianzas: sabedlo… Conoced la Ley… y entonces Me conocerán los hombres. Así he hablado por boca de quienes saben de Mí. Mi Conocimiento es Limpio: no lo ensuciéis. Mi Sabiduría es Eterna: no la menospreciéis”.

Habla nuevamente para nosotros el Padre Eterno mostrándonos su identidad de Innominado, por la cual, y siendo el Padre y causa primaria de todo lo existente, no pide honores para su nombre, pues no los necesita de ningún hombre de este planeta ni de ninguno del universo; siendo el que da a todos vida, no necesita nada del mundo, como sí necesita Jehová que pide ofrendas, diezmos y sacrificios de sangre: “Después llevarás el becerro delante del tabernáculo de reunión, y Aarón y sus hijos pondrán sus manos sobre la cabeza del becerro. Y matarás el becerro delante de Jehová, a la puerta del tabernáculo de reunión. Y de la sangre del becerro tomarás y pondrás sobre los cuernos del altar con tu dedo, y derramarás toda la demás sangre al pie del altar. Tomarás también toda la grosura que cubre los intestinos, la grosura de sobre el hígado, los dos riñones, y la grosura que está sobre ellos, y lo quemarás sobre el altar.” (Éxodo 29:10)

La identidad del Verdadero Padre Innominado fue descrita por Pablo en Hechos 17:24 cuando advirtió que “El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues ÉL es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas. Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación”.

No castiga a quien no sabe nada de Él porque El Padre es Amor, es Vida y Verdad, no es castigo ni muerte, ni siquiera para quienes en su ignorancia pretenden pensar que no existe, pues ÉL habita como una Luz en los corazones anhelando ser buscada y encontrada. ÉL es amor y “en el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.” (1 Juan 4:8).

Por tanto, no es como el dios de los ejércitos que castiga y asesina a quienes no rinden culto a su nombre, pues es un dios celoso como él mismo lo ha dicho: “No te inclinarás a ellas ni las servirás; porque yo soy Jehová tu dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen”(Deuteronomio 5:9)

No realiza alianzas ni contratos con hombres de ningún pueblo. Su relación con el hombre está por encima de tratados o alianzas ya que es de naturaleza intrínseca en el hombre que lo busca y lo encuentra en su interior, conexión que se ha perdido por causa del dios impostor que si hace pactos y alianzas con pueblos de la tierra. Al incidir la humanidad, a separado al hombre Del Padre Innominado, ligándolo a la esclavitud del mundo y al olvido de su propia identidad de estrellas, que es la verdad dentro de él y que al despertar, le da verdadera libertad.

Al Innominado entonces, sólo puede conocérsele al conocer la Ley dentro de sí mismo como está escrito: “para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros. Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos. Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres.” (Hechos 17:27). Este es su mayor anhelo, pues siendo el Padre de Todo, espera con amor que el hombre de la tierra que se desconectó de su Fuente llegue en este tiempo a encontrarlo, reconciliándose con ÉL y volviendo a la naturaleza original de Dios y Hombre: SER UNO

Código 4 - Ley hoy, mañana y siempre (11:00)

 

 

 

 


 

Código 5 - La Lógica de la Lógica

“Porque la Lógica de la Lógica se prepara para dar Luz a los que buscan la interpretación de LA LEY Y LA VERDAD. Y vosotros, los nombres no importan, no caigáis en la rebelión de saberlo todo y despreciar el conocimiento primero que se os presenta. Es una acción negativa de la inteligencia que no debe prosperar, so pena de ver alterada vuestra consciencia en una búsqueda estéril, en que vuestros sentidos son engañados con apariencias; es por decirlo así, el desafío de la materia contra el espíritu”.

Este Código es la advertencia de las estrellas para los que han emprendido la búsqueda y han llegado a este conocimiento: la Lógica de la Lógica es el pensamiento de la gran consciencia creadora que es antes y será después de la humanidad de este planeta, por tanto, quienes llegan a ella y se preparan de forma honesta y consciente con este conocimiento, se dan a luz a sí mismos como Hijos de Hombre, este es el poder de los que reconocen el saber de la lógica y lo hacen vivo: nacen de nuevo revestidos del Cristo que han formado, ese es su nuevo plumaje interior.

De los que pretenden escudriñarla y no vacíen su mente de todo el conocimiento del mundo, de sus filosofías y falsas doctrinas que no tienen pertenencia con la luz que aquí se entrega; será estéril su búsqueda en este saber, pues estos, rechonchos del conocimiento de la falsa “lus” de la rebelión, pretenderán neciamente comparar y sopesar la Lógica con los conocimientos de las doctrinas mundanas, mezclando lo insondable de Luz con la minucia del mundo, violando la ya conocida Ley del Padre Eterno cuando dijo: “Mi conocimiento es limpio, no lo ensuciéis”. Por esto, en este Código y quienes lo comprenden, deben limpiar sus sentidos de todo lo que en el mundo antes los engañó con falsas apariencias de luz, que son todos los conocimientos de las religiones y la dialéctica del mundo, incomparables con la lógica que brilla en aquellos que de esta Luz han logrado vestir su inteligencia, pensamiento y acciones.

Código 5 - La Lógica de la Lógica (9:27)

 

 

 

 


 

Código 6 - Error de la razón y falsa comprensión

«No caigáis en este germen de error, pues vuestro entender se confunde y se distorsiona, alterando los mecanismos del espíritu en su real búsqueda de una válida interpretación: aquí la búsqueda se vuelve obstinada. La fuerza de las convicciones se afirma según avance el buscador, o cambian por sí mismas a medida que la razón crece y se adquiere certeza”.

A menudo, los que han iniciado su búsqueda caen en este error: utilizar sus propias convicciones de lo adquirido en el mundo a través de una vida sin conocimiento de la Verdad para tratar de comprender la Luz que aquí se le presenta, que es el conocimiento de la Lógica que lo conduce indefectiblemente al descubrimiento de su propio YO INTERIOR.

Quien se aferre a estos paradigmas, se aferra a la vida a la que debe morir si quiere nacer de nuevo como Hijo de Hombre. Esta es la obstinación de quien no reconoce su ignorancia de las leyes eternas y de sí mismo; el que si lo hace, crece indetenible en el conocimiento y en la certeza de saber quién es y a qué vino al mundo; utilizará las convicciones y razones que antes condujeron su vida como mecanismo de comparación del error del pasado con el acierto que ahora vive en la Lógica, pues estas razones serán la evidencia de las faltas cometidas y que ahora rechaza en su propia inteligencia y comprensión de la Verdad. Ahora entiende que su propósito es estar conectado con el INNOMINADO, ser UNO con CRISTO en ÉL.

Código 6 - Error de la razón y falsa comprensión (9:02)

 

 

 

 


 

Código 7 - Camino de la real búsqueda

«Dadles a los hombres de búsqueda clara y honesta, LA LUZ DE LAS PALABRAS CLARAS SIN CONFUSIÓN. A “los más sabios que el sabio” dejadlos allí con sus oscuras creencias y no enfrentéis con ellos discusión. Os daré a conocer tres clases de hombres en vuestro planeta:

1º Los primeros, los que están por debajo, son solamente los creyentes, dormidos y dominados por su religión.

2º Los que están de segundos, los intermedios, que siempre dudan y sistematizan en figuras la luz de la Verdad.

3º Los que están por encima de éstos, reflejan la Luz de la Verdad: son los que viven al futuro y tienen respuestas coherentes a los asuntos que los afligen.

Así, los que están arriba, son los sabios prudentes. Los intermedios se convierten en mediocres y los que están abajo son los necios e ignorantes que llevan peligrosamente a otros a su infernal abismo de ignorancia y fanatismo”.

Esta es la realidad de la humanidad terrestre dicha por los hombres de las estrellas, y lo es se acepte o no, pues es en este tiempo final que la Ley muestra a los que son “fruta madura” por reconocer y vivir en la Luz de la Verdad, el auténtico plumaje del que deben vestirse. Los que no entran en esta condición no pueden ni tocarlo, a estos la Lógica los rechaza porque en su necedad, también la rechazan a Ella.

Por tanto, no vale la pena enfrentar discusiones con los que se empeñan en conservar sus oscuras creencias, es un desgaste infructuoso al que no acceden quienes han reconocido la Luz, pues es el hombre el que debe buscarla, es una llave lanzada a los pies que solo los que tengan la humildad de agachar su cabeza ante la Ley podrán recoger, los demás no son reconocidos por Ella, pues no andan con Ella ni desean hacerlo.

Aquí entran los fanáticos de sus religiones e ídolos, ellos son el colmo de la obstinación y el fanatismo, por lo que la Lógica de creación no encuentra molde para ser contenida.

Lo mismo ocurre con los “intelectualoides” que están de segundos; no tienen certeza de nada porque necesitan constatar todo con pruebas que satisfagan sus sentidos marchitos por el materialismo y la ciencia sin espíritu; estos son los que rechazan su esencia porque no la pueden tocar ni medir.

Los que están por encima, no por honores de mundo que son vanidad, y si por la humildad de reconocer y actuar según la Ley, caminan seguros en su auto-descubrimiento. Estos son a los que se refirió Jesús cuando dijo: «no temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el Reino” (Lucas 12:32). Solo a Ellos (ustedes), se les dan las PALABRAS CLARAS Y SIN CONFUSIÓN, pues en ellas se descubren a sí mismos como los 144.000 de apocalipsis 14, los redimidos que encontraron su libertad al renunciar a las tinieblas que ya no lideran sus vidas; los que nacieron para encarnar la Luz de Cristo en este tiempo final como el plan del SIN FIN. En ellos esta EL TRIUNFO DE DIOS sobre las tinieblas.

Código 7 - Camino de la real búsqueda (6:59)

 

 

 

 


 

Código 8 - Los falsos dioses

«Si ustedes (vosotros) emprendieron una búsqueda para enriquecer sus espíritus, entonces deben saber que han puesto en marcha unos mecanismos que se irán encadenando para lograr Abrir el Entendimiento y lograr llegar a la Verdad. Si perseveran, verán coronada esa búsqueda con un enriquecimiento a sus espíritus. El que logre poco, también logra enaltecer su búsqueda con el vino de la paz: por lo tanto, es conveniente saber que quien emprende la búsqueda, dejará por el camino sus falsos dioses, sus miedos y sus temores: dejará parte de su vieja envoltura, PARA REVESTIRSE DE UN NUEVO PLUMAJE INTERIOR”.

Y así es para ustedes; si han llegado a este Código es porque han encontrado respuestas en los anteriores para su espíritu deseoso de Verdad, pues en la medida que se avanza en la Lógica, se adentra más y más en las claves para participar del nacimiento anunciado: “Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.” (Apoc. 12:1-2). Este es nacimiento que las tinieblas quieren detener pero no lo consiguen porque son incapaces de prevalecer ante la Luz: “Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.” (Apoc. 12:5)

Este es el «nacer de sí mismos» que en esta hora experimentan todos aquellos que han iniciado su búsqueda y caminan por el sendero de la Lógica, activando los mecanismos de los 7 niveles de interpretación en los que la razón se libera del patrón del mundo para propulsar la inteligencia espiritual del hombre, y donde el alma reconoce la verdad y la Ley haciéndola sentir en el corazón de quien la anhela para que vaya a su encuentro definitivo. Aquí, se activan los Servidluces (Seres de Vida y Luz que se hallan en cada célula como memoria original de la Creación) que abren el entendimiento en quien reforma su pensamiento y conduce sus emociones hacia el equilibrio, entregando el NUEVO PLUMAJE INTERIOR que viste al hombre renovado, pues ha dejado atrás sus falsos dioses y su vieja envoltura de tozudez y mediocridad espiritual; su vida en vicios y pensamiento de mundo que es mentira, vanidad, orgullo, miedo e hipocresía.

Esta fue la mentira que desechó al encontrar LA VERDAD de sí mismo: Dios y Hombre, indefectiblemente unidos en UN SOLO EJE CENTRAL DE PODER Y SABIDURÍA. He aquí la mayor dicha que alcanza el buscador; el que logre poco, de algo se puede gozar, mas los llamados por la Ley en esta hora, no logran poco en su búsqueda, pues no se detienen hasta encontrar: su propio YO INTERIOR. Aquí muere definitivamente en el hombre, la falsedad en la que antes creyó.

Código 8 - Los falsos dioses (7:30)

 

 

 

 


 

Código 9 - La Esencia de la Verdad

«Alcanzará nuevos horizontes con los tesoros que le están dispuestos: los osados probarán el embriagante licor de la paz y de la dicha. Comprenderán la Verdad y caminarán sin temor al descubrimiento de SU PROPIA ESENCIA INMORTAL. Si les invade el miedo, será por señal que habíais incurrido en falsas interpretaciones”.

Este es el efecto de la Verdad en el hombre, pues no es como enseñó la dialéctica perversa diciendo que “cada escalón del desarrollo de la ciencia aporta nuevos granos a esta suma que constituye la verdad absoluta; pero los límites de verdad de cada tesis científica son relativos” (Lenin). Perversidad que es falsa enteramente, pues la verdad no se constituye de lo que los humanos en sus razones intentan elaborar, sumando argumentos para lograr algo absoluto que también será mentira pues nunca alcanza la medida de la Verdad Eterna que es antes que la humanidad de este planeta.

Esta Verdad que la Lógica presenta es espiritual y solo comprendida por el avance del espíritu en los días creadores, por los que se hacen Ley y se deshacen de la ruina de estar pensando todo el tiempo en materia; de una vida en esclavitud sometido a los poderes que gobiernan el mundo y a la manipulación que los demás ejercen sobre él; relegado a sus propios pensamientos y emociones de ira, venganza y temor. Todo lo que deja atrás para caminar indetenible al descubrimiento de la Verdad: SU PROPIA ESENCIA INMORTAL, contraria al nacer, crecer, reproducirse y morir que el mundo de materia y tinieblas le enseñó y aceptó hasta hoy, que resucita en la Lógica de la Lógica. Ya no hay miedo, este solo surge por no comprender ni vivir esta Verdad.

Código 9 - La Esencia de la Verdad (8:07)

 

 

 

 


 

Código 10 - Hacia el sinónimo de estupidez

«No podemos emprender el más hermoso de los caminos solo con los ojos de la inocencia, la ignorancia produce estupidez y ésta se trasmite de padres a hijos como una tradición de prejuicios que se heredan. Tened pues, mucho cuidado con lo que enseñáis como verdad a tus hijos y a tus amigos, no sea que los llevéis al mismo abismo de ignorancia en que estáis viviendo. Vosotros, que por el momento sois grupo, es necesario poner la voluntad en acción colectiva para avanzar en conjunto hasta que sea necesario, después, cada uno seguirá su propio camino”.

He aquí la respuesta a por qué la ignorancia ha sobrevivido tantas generaciones: fue impuesta desde que las tinieblas manipularon nuestra genética y nos “hicieron olvidar” nuestra identidad de hombre universal, tal como lo denuncia el Libro Secreto de Juan: “El primer gobernante (Jaldabaoz), a su vez, quería recuperar el poder que él mismo había pasado a Adán. Así que arrojó olvido sobre Adán”. Yo le dije al Salvador: “¿Qué es este olvido?”. El Salvador dijo: “No es como Moisés escribió y tú oíste. Pues él dijo en su primer libro: “Hizo que Adán quedase dormido”. Mas bien, este olvido hizo que Adán perdiera todo el sentido”. “Así dijo el primer gobernante a través del profeta: “Haré que sus mentes sean lentas, para que no puedan comprender ni discernir”.

Y así lo hizo, el efecto es que la inocencia y la estupidez han prevalecido en la humanidad haciéndose hoy patente en la sociedad cada vez más degradada en vicios, homosexualismo, corrupción, guerras y muerte; y esto es lo que se enseña y repite de generación en generación sin que los herederos se pregunten de dónde viene tanta inmundicia, pues en su mayoría la aceptan deduciendo que “así es el mundo y para sobrevivir hay que adaptarse a él”.

Por tanto, quien sale de esta condición desprovista de inteligencia luz, debe enseñar a sus hermanos a salir de la caverna en la que solo ve las proyecciones oscuras del conocimiento sin luz de la verdad, pues la caverna es el mundo y el maestro es quien sale de él. Este se guía a sí mismo y puede, por tanto, mostrar el sendero aprendido a los demás.

En su proceso debe caminar con otros y aprender de ellos, de sus errores y aciertos, los que utiliza para medir sus propios pasos lejos de los abismos del mundo, en los que ya no cae por tener clara consciencia de su propio accionar frente a la Ley que no violenta, pues la reconoce y vive en Ella.

Así logra avanzar en conjunto hasta lograr todo lo que dentro del cumplimiento no fuese posible sin una acción colectiva, este es el aprendizaje que necesita para seguir después, su propio camino.

Código 10 - Hacia el sinónimo de estupidez (11:39)

 

 

 

 


 

Código 11 - Ley del Karma y Darma

«Así que, creedme, toda fuerza que liberéis y produzcáis en acción contra un semejante, se desencadenará contra ti mismo a su debido tiempo. Nada que perjudique a tu semejante quedará impune. Tendrás la oportunidad de ver en forma regresiva, desde el mismo momento de tu muerte, hasta tu propio nacimiento, con todos tus aciertos, tus buenas acciones, tus alegrías y desdichas; pero también lograrás ver el mal que causaste a otros y tus malas intenciones en tu libre accionar, tus juicios sobre los demás. Veréis los efectos ocasionados en contra de la Ley que violaste.

Estas son, por lo tanto, las energías «lus» que cada individuo genera y que con la toma de consciencia tendrá que disipar. Aquí el individuo asume toda la responsabilidad de sus actos equívocos y experimenta su propio castigo. Tendrá que revivir cada una de las escenas que protagonizó en su vida física y sabrá entonces el peso de su propia vergüenza y deshonor”.

¿Cuánta expectación ha causado esta Ley en el hombre? ¿Cuántos la han podido comprender?

Entender que toda causa tiene un efecto es la simpleza y a la vez el portento de esta Ley, pues quien así lo reconoce da pasos certeros y asimila mejor los efectos de sus errores en la adquisición de sabiduría y no para quejarse de su sufrimiento.

Mucho se ha hablado del karma como castigo, mas el INNOMINADO es amor que no castiga a los hombres, los cuales sí encuentran su propio infierno en las consecuencias de sus acciones, las que obstinadamente siguen atribuyéndole a Dios o a otros sin asumir la responsabilidad de sus actos. Por esta Ley, el efecto de cada acción humana, será karma si la causa es una violación a la Ley, pues cada acto de esta índole genera una deuda de ese espíritu que debe pagar con aprendizaje, NO CON CASTIGO, portando el karma hasta que se consume el aprendizaje y su espíritu quede libre del error que lo originó. Así adquiere consciencia y tal error deja de ser una causa dentro del accionar del individuo que lo ha superado; el karma es, por tanto, la misericordia de la Ley para con el hombre, pues gracias a este, el ignorante aprende y da elevación a su espíritu que consolida el aprendizaje para las siguientes encarnaciones y eternamente.

El darma es la no-deuda con la Ley, merecido para quien ajusta sus pasos a la verdad que reconoce, que es el aprender a PERDONAR Y PEDIR PERDÓN, OLVIDAR LA VENGANZA, DEJAR LA VIOLENCIA DEL OBRAR Y DEL PENSAR, CORREGIR LA SENDA Y ELEVAR A OTROS CON SABIDURÍA. Esta es la obra revestida de nobleza que el hombre grande en su humildad logra consumar. A este tipo especial de individuos les depara el “cielo” que ellos mismos se han forjado, que no está entre las nubes del firmamento y si en la presente y futuras encarnaciones de su espíritu que es viajero de las edades, siendo el cuerpo solo su vestido temporal para el aprendizaje y elevación espiritual, pues sin él, el espíritu no tiene vehículo para consumar las lecciones que tiene que aprender.Esta es la obra revestida de nobleza que el hombre grande en su humildad logra consumar. A este tipo especial de individuos les depara el “cielo” que ellos mismos se han forjado, que no está entre las nubes del firmamento y si en la presente y futuras encarnaciones de su espíritu que es viajero de las edades, siendo el cuerpo solo su vestido temporal para el aprendizaje y elevación espiritual, pues sin él, el espíritu no tiene vehículo para consumar las lecciones que tiene que aprender.

En el cuerpo, se cometen los errores y aciertos que dan el karma y el darma al espíritu, pues esta Ley equilibrante y de matemática precisión obra así:

«Si lo corrompes con vicios y suciedades… DEGRADADO SERÁS.

Si lo destruyes con guerras y matanzas… ASOLADO VENDRÁS.

Si lo deterioras con mal uso de tu vida: EN PARTE SE TE QUITARÁ.

Si debes ojos y pies… COJO Y CIEGO NACERÁS.

Si le conviertes en violencia sexual... SEXO NO TENDRÁS.

Si le mutilas en pleitos… LISIADO VENDRÁS, EL KARMA COBRARÁ.

Si tu mente le envilece… LOCO SERÁS.

EL CUERPO ES EL VEHÍCULO DE ESTAR Y SER EN ESTA Dimensión. Sin él, NINGUNA criatura hombre, puede pretender la enseñanza de este mundo. Sin él, la mente humana no obtendrá sabiduría». (Carta 10 del libro de Daniel)

Y no es el perverso “ojo por ojo y diente por diente de Jehová”, porque el karma y darma es la Ley equilibrante que determina el ascenso del espíritu en los días creadores, y en ellos, hasta a los más atrasados por sus errores se les sigue dando la oportunidad de aprender, contrario a la perversión de Jehová ya descubierta que es venganza y muerte total del espíritu.

Quien quiera depurar su karma, tendrá que saldar la deuda con la Ley, que no cobra con sufrimiento sino con aprendizaje espiritual, esta es la toma de consciencia con la que el individuo lo puede disipar: aprender a caminar dentro de la Ley que es Viva y da Vida al que la encuentra, porque en Ella, aprende a reconocer al Padre Sin Nombre y Sin Fin.

Código 11 - Ley del Karma y Darma (11:06)

 

 

 

 


 

Código 12 - Memoria Código Cristal Vivo

«Esta información, que vivirá todo desencarnado, está escrita en su propia sangre. Por lo tanto, deberá vivir y sentir el mismo dolor que causó a otro en su misma esencia. Así que usad bien el conocimiento que se os otorga. Sed sabios al hacer uso de él. Esta acción preserva al hombre de errores y fallos en sus vidas”.

En la sangre humana se graban tanto las acciones en Ley como los errores por violarla, esta es la memoria que sella el corazón con cada pulsar y que hace al hombre más perverso o más justo según su accionar; NADA ESTÁ OCULTO a la memoria servidluz que lee segundo a segundo desde el pensamiento hasta el ejecutar del hombre, midiendo de manera constante, su nivel de consciencia o inconciencia. Por eso, cada sangre es única por la memoria vivida del individuo, como lo es cada célula y órgano de su cuerpo, estas dan testimonio de lo sano y lo insano que fue grabado, de la Luz o las tinieblas que haya podido acumular en su encarnación.

Es necesario hacer uso de este conocimiento de manera sabia; el inicio es limpiarse del mundo de mentira y comenzar a vivir para el espíritu y su ascenso que es igual a buscar el desarrollo interior. El mundo instalado por la rebelión en el planeta está diseñado para extinguir el amor en el hombre, nunca le exigirá perdón para sí y los demás, menos nobleza y mansedumbre; al contrario, busca corromperlo para que actúe bajo las leyes que fundamentan las tinieblas: el odio, la guerra y la destrucción.

El conocimiento de la Ley sirve para liberarse de las cadenas que esclavizan la mente y el espíritu; de tenerlo y no hacerlo; de usarlo para engañar o hacer tropezar a otros, traerá sobre sí la justicia que Jesús anticipó al decir: “Mejor le fuera que se atase al cuello una piedra de molino y se arrojase al fondo del mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos” (Lucas 17:2).

Código 12 - Memoria Código Cristal Vivo (9:56)

 

 

 

 


 

Código 13 - Resurrección del Conocimiento

«Les reafirmo la existencia de la vida después de la muerte, ES LA LEY. Ésta nos enseña cómo se crea el cuerpo, cómo se consume y modifica constantemente por el alimento, tanto del cuerpo como del espíritu… ¡Entendedlo! Por esta Ley, nuestro cuerpo no representa la vida real. Te renuevas con todo aquel conocimiento de esta vida y a ti mismo te levantará en la resurrección (mutación-encarnación) y ni uno solo de tus cabellos será quitado, porque los verdaderos tesoros del espíritu, el conocimiento, nadie te los puede arrebatar. Nacerás con él en todas las reencarnaciones posibles hasta donde puedas llegar, porque el saber se aumenta y aumenta. Así pues, todo el que se enfrente a la muerte puede entender el valor de la vida.»

Esta es la maravilla que el mundo ha pretendido ocultar hasta hoy que los más apercibidos entienden que el CUERPO NO REPRESENTA LA VIDA REAL. La falsa visión de concebir al hombre, la máxima creación del Eterno, reducida a unos cuantos años terrestres de vida que terminan con pena y sin Gloria de la Luz, constituye el peor engaño, pues el que hizo el Universo que es imperecedero no centra todo su poder en una creación trivial y efímera. Que vana sería la existencia humana si solo fuese para sobrevivir en un mundo miserable instalado por invasores en un pequeño planeta de recóndita ubicación en el vasto universo. ¡Que falacia sería el hombre! Compaginaría con con la rebelión merkabah en este planeta, pues estos sí son un aborto temporal que en su paso pretenden hacer creer al hombre de la tierra que es como ellos: mortal y estúpido, sin propósito de existir en la Luz.

La Ley que hoy nos habla en palabras de estrellas nos enseña que el espíritu continúa su peregrinación vivencial después de la desencarnación, esta es la Ley que le permite continuar aprendiendo en siguientes vidas acumulando Luz o tinieblas según su accionar, por eso, la vida del cuerpo toma sentido cuando se dedica el tiempo al espíritu y su ascenso, y no a la materia que es retraso y muerte real, porque la muerte concebida como mera desencarnación, ahora comprendemos que no es tal, pues el espíritu que es la vida real tiene continuidad, mas en este mundo muchos espíritus encarnados “viven” muertos de verdad, pues en ellos se ha detenido el propósito de adquirir conocimiento eterno y aprender en la Luz; solo están para seguir la doctrina de miseria que la rebelión vende en su mundo como éxito y prosperidad, simple acumulación de materia y poder sin valor para la Ley; aquí el espíritu se estanca, deja de aprender Luz, se detiene su ascenso y esto es la muerte del hombre que fenece asesinado por las tinieblas que nunca pudo reconocer.

Código 13 - Resurrección del Conocimiento (10:45)

 

 

 

 


 

Código 14 - Error y Razón

«Es claro razonar sobre cosas que ocurren durante la vida de los hombres. Algunos creen que el dolor que te somete y te hace blasfemar, no es más que una forma de probarte por Dios. Yo os digo: el dolor es necesario para el hombre -de paso por este planeta no como acción probadora de Dios, sino necesario para moldear al individuo en acción depuradora de su propio error, tanto presente como pasado. Aquí el karma funciona con toda su perfecta armonía como Ley equilibrante y con matemática precisión.

Por lo tanto, aprende a superar y reivindicarás tu espíritu, sin caer en agonías que sólo alargarán tu sufrimiento. No tomes contra otros, represalias, al no saber y poder comprender lo que te ocurre. Más bien, súmate a la legión de los que buscan, de los que aprenden, de los que comprenden y de los que usan la razón y la justa interpretación de lo que ocurre.»

La razón sometida a la mente cultural, al patrón de conocimientos y tradiciones adquirido como personalidad cual heredera de tradiciones, miedos e ignorancia, siempre va a dar tumbos sobre los karmas que “aquejan” al hombre ante el dolor que este produce. Sucede por no comprender que este dolor es necesario para la forja del espíritu como lo vimos en el Código 11 de Ley de Karma y Darma. Vivir el dolor que puede ser ocasionado por otros sin comprender esta Ley, nos haría reaccionar con odio y venganza que es la muerte que enseñó Jehová a su pueblo cuando dijo: «No lo compadecerás: vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie” (Deu.19:21).

Entonces debes comprender: si tienes un karma, ¡es necesario que lo tengas! Así se forja tu espíritu y el dolor se hace edificante, pues es su verdadero propósito. El amor también edifica, mas el hombre por su ignorancia de la Ley, aprende con dolor a caminar en Ella y el amor al reconocerla y cumplirla. Es claro entonces, que al reconocer el karma y aceptarlo, el hombre se dispone a aprender de la situación, a caminar en la Ley , y al hacerlo, el dolor se disipa y llega el aprendizaje que enaltece su espíritu, le otorga sabiduría y lo conduce por el sendero del Verbo donde se descubre como un verdadero Hijo de Dios.

Código 14 - Error y Razón (9:27)

 

 

 

 


 

Código 15 - El Nuevo Hombre Espiritual

«Así os digo: aquí en este planeta llamado Tierra, como resultado de múltiples experiencias evolucionarias, se está conformando un Nuevo Hombre que poblará este lugar del vastísimo Universo, con los componentes necesarios para su óptimo desarrollo mental-espiritual, que logrará alcanzar nuevos y altos niveles de consciencia en su camino hacia el Conocimiento Universal de la Gran Consciencia Creadora”.

Este es el resultado que se vislumbra por el uso de los códigos de los dos primeros sellos lógicos vistos hasta ahora, estos constituyen en su aplicación, las experiencias evolucionarias por las que se está conformando un nuevo hombre en esta Reina del Sur, pues es aquí en Sur América, que por cumplimiento de profecía (Mateo 12:42) se deben levantar los de la mutación interior; estos son la consumación de la Lógica en el individuo que la hizo viva en su día a día. Este hombre especial, al momento que lee estas palabras, puede ser usted si las siente y las reconoce; solo le queda poner en práctica lo que, por su propia comprobación, le dará mayor entendimiento de su naturaleza universal y lo preparará para el cambio por llegar gracias a sus propias actitudes, pues usted, y quienes califican en la descripción que este código entrega, se convertirán en artífices del nuevo tiempo por llegar. Ahora debe preguntarse: ¿Es acaso usted uno de estos hombres? De ser así, serán sus obras las que den testimonio, pues “el árbol no da fruto diferente al de su propia especie”. Y muchos escogidos de sí mismos para esta labor, nos encontraremos dentro de poco y a su debido tiempo.

Código 15 - El Nuevo Hombre Espiritual (:)

 


 

Código 16 - Avances del intelecto humano

«No ha sido fácil dar este paso, pero el hombre terrestre ha dado muestras de mejoramiento personal y colectivo. No os lo diríamos solo para satisfacer el orgullo de unos y la vanidad de otros, lo hacemos porque ya hay merecedores entre vosotros en la Tierra. Este proceso se ha adelantado en alguna medida. Así, quienes tenemos en las manos los ingredientes necesarios para su desarrollo, capacitación y mejoramiento, hemos tomado algunas medidas, hemos llegado a ciertas decisiones y hemos tomado en buena cuenta varios factores desarrollados por algunos terrestres que, en forma callada y ejemplar, se han constituido en verdaderos artífices para este gran cambio. ¡NOSOTROS LOS CONOCEMOS!”.

De las Potestades Eternas viene el conocimiento de la Lógica de la Lógica, estas son: EL PADRE INNOMINADO Y SIN FIN; EL ANCIANO DE LOS DÍAS; los Veinticuatro -24- Ancianos de la Galaxia; la Espada del Arcángel Miguel, la Justicia de Juan Elías y la Ley Pre-existente sobre la humanidad; y son ELLAS las que califican a unos cuantos como merecedores de ser llamados “verdaderos artífices para este gran cambio”.

Estas potestades nos han visitado y preparado desde épocas anteriores a través de sus mensajeros, forjando nuestro espíritu en el conocimiento de la Ley que en esta encarnación nuevamente volvemos a buscar y a encontrar en la Lógica Universal, que no contiene leyes diferentes a las ya enseñadas en el pasado por ellos, pues esto ha sido parte de su estrategia de Luz para el despertar de “los que son de Cristo” en este tiempo final y que vienen ya con el aprendizaje de la semilla entregada por Jesús en su primera venida; por esto, los llamados no son fanáticos de ninguna religión, y si seres humildes que de manera callada y ejemplar están calificando para ser los portadores de la Luz y la verdad.

Este conocimiento es el que constituye los ingredientes necesarios para nuestra capacitación, desarrollo y mejoramiento; y el hecho de que algunos seamos llamados a difundirlo, son las medidas y decisiones que ellos han tomado para que se cumpla el plan diseñado para dar libertad al hombre de la tierra; así, hoy me ha correspondido tocar la trompeta de la Lógica Universal, y a quienes cautive su sonido y esencia de verdad, se levantarán para ser mensajeros del Verbo y sucederá cuando usted, que estudia la Lógica, se deshaga de lo que creyó ser y se avoque a encontrar SU ESENCIA INMORTAL.

Código 16 - Avances del intelecto humano (:)

 


 

Código 17 - El factor de la Verdad

«Sabemos de su búsqueda y sacrificio. Estamos enterados de su gran adelanto intelectual y Espiritual. De cierta manera estamos sorprendidos: se ha desarrollado en ellos una capacidad de perdón e iluminación interior que los declara muy aptos para el cambio que ya se generó. Algunos de estos hombres y mujeres especiales calificaron ya, otros lo están haciendo y generando situaciones evidentemente óptimas para que dicho patrón llegue a los que están listos y apercibidos intuitivamente; ahora lo estarán por llegar al nivel consciente-consciencia del Factor de la Verdad».

Y es en este código que finalmente se desarrolla la capacidad de perdón y la iluminación interior que el hombre viejo jamás pudo contener, quedando atrás definitivamente. Estas condiciones especiales hacen únicos a los que las consiguen pues los separa definitivamente del mundo del ojo por ojo, los eleva sobre los mediocres e ignorantes, les otorga el galardón de las bienaventuranzas al aplicar para ellos las palabras de Jesús cuando dijo: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.” (Mateo 5: 7-9)

Ya no son lo que eran, pues la Ley llega precisamente para que los corruptos se vistan de incorrupción y los mortales de inmortalidad; no está determinada para los perfectos sino para los que buscan la perfección, pues vino a elevar a los hombres a la justicia de la Ley que es para quienes caminan en su verdad. Estos se hacen dignos de las responsabilidades que el propósito eterno necesita asignar como designios en estos hombres y mujeres especiales, que al darles cumplimiento, consuman para Dios toda la gloria y la honra, pues el plan viene de ÉL y no de hombre alguno.

Así entonces, el propósito ya tiene a los que le darán cumplimiento, son los que renacen en la comprensión y aplicación de la Lógica Universal que aquí se les presenta. A este punto llegarán los que sigan incansables el camino de su propio desarrollo interior, para eso nacieron, para ser Dioses y no esclavos del mundo y su orden.

Código 17 - El factor de la Verdad (:)

 


 

Código 18 - Quienes entienden

«Mirad bien lo que os digo, porque no os lo diremos más. Esta información deberá ser bien usada y dirigida. Se la daréis con algún comentario al real iniciado de la búsqueda de la Verdad. Usad un buen juicio y sed responsables a la hora de entregarla. Convertíos en maestros con carácter de Verdad. Sed honestos en informar, la hora es difícil y dura, muchos no entenderán. Es más fácil rechazar que comprobar. Que no desfallezcáis en tu intento por dejar en las bocas de quienes te escuchan, el Sabor de la Verdad”.

Este es el mensaje claro y directo para encontrar a “Quienes Entienden”: hombres y mujeres que hacen que valga la pena cualquier esfuerzo del mensajero para transmitir sin descanso y sin desmayo solamente la VERDAD, estos son la manada pequeña por los que el Cristo vino a la tierra. Ellos reconocen la verdad porque fueron preparados con ella desde tiempos anteriores para la labor a desempeñar en el presente que es hoy. Y es una labor difícil y dura porque el mundo de lucifer: su imagen de Nabucodonosor y sus siete cabezas, se ha apoderado de la mente y espíritu de los hombres sin que estos puedan identificarlo; muchos lo defienden como la verdad de sus vida y rechazan este conocimiento antes de tener la osadía de comprobarlo porque no les interesa algo diferente a su mundo de materia y engaño; estos son los muchos que no entenderán.

Los que si lo hacen, se levantan como hombres nuevos, como estandarte del conocimiento del Shielho venido para la resurrección de los muertos del mundo; estos hacen temblar a las tinieblas por contener el poder del Verbo con el que Jesús las estremecía y espantaba, ahora se apresta su destrucción definitiva con la VERDAD de las estrellas encarnada en Quienes Entienden, la que constituye la gran piedra lanzada no con mano humana y destruye la estatua haciéndola polvo. Esta profecía está en pleno cumplimiento y eres partícipe de ella en el momento que comprendes estas palabras de Verdad y de Lógica. Esta es la trompeta final llamando al despertar del sueño del mundo para renacer como Hijo de Hombre.

Código 18 - Quienes entienden (:)

 


 

Código 19 - El virus del error y las falacias

«Os exhorto a que os convirtáis en factores determinantes del cambio mental. Las religiones hicieron lo que tenían que hacer para sobrevivir, ya están agonizantes, SI INTENTÁIS REVIVIRLAS, ENTONCES ES DE VOSOTROS LA RESPONSABILIDAD DE CONTRAER DE NUEVO EL VIRUS DEL ERROR y regresar a vivir en el continuo temor y falacia establecida como ley».

Para quienes hasta aquí han llegado en la Lógica de la Lógica, es el momento asumir la responsabilidad de convertirse en los hacedores del cambio mental que da muerte definitiva al virus del error y las falacias transmitido por las religiones de este mundo; estas, a la luz de la verdad, ya se encuentran agonizantes. Cada vez es más evidente el engaño de sus líderes, pastores, sacerdotes y gurúes, pues nunca condujeron a las gentes hacia el autodescubrimiento de lo que son y si a la adoración del dios de la rebelión arrojada a este planeta por Miguel para su destrucción definitiva: «¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo». (Apoc. 12:12)

Sus transgresiones a la Ley aprobadas por los “doctos representantes de dios” son la perversidad que las sotanas ya no pueden a ocultar ante los ojos de los apercibidos de la Luz y la Lógica. Por tanto, es el tiempo del cambio mental que propicia la Verdad que llega poderosa en quienes se transforman por su causa; en sus bocas, se haya dulce y diáfana para los buscadores que comprenden que ya no hay tiempo de caer nuevamente en engaños que puedan ser aliciente para revivir las moribundas religiones del mundo.

Código 19 - El virus del error y las falacias (:)

 


 

Código 20 - El Nuevo Hombre de la Reina del Sur

«No perdáis la posibilidad de avanzar en forma tangible, por la de marchar en el camino de la falsa fe, sólo por el temor de perder la vida. Os ofrezco la Corona de la Vida. Ya ha nacido en vuestras tierras el Nuevo Hombre, mutante por excelencia, con resplandores codiciables, con brillo interior, con Luz Eterna. Os estamos dando por LEY, EL AMOR Y LA COMPRENSIÓN, tomadlos y dejad atrás las viejas envolturas que sólo os han traído desolación y ruina. Revestíos con Alas de Eterno Fulgor. Sed osados y valientes al ensayar el Nuevo Vuelo. No repitáis los errores del pasado. Cultivad los atributos de majestad Creadora en el dorado amanecer”.

Este es el Nuevo Hombre, mutante por excelencia. La confirmación de la llegada de los 144.000 anunciados en apocalipsis 14, los mismos 144.000 Danzantes del Sol que avisaron los Indios Hopi; quienes se atrevieron a reclamar su identidad de estrellas por encima de la falsa identidad que este mundo les impuso y que no aceptaron más. Renunciaron al hombre viciado y corrompido que antes fueron en el mundo y se levantan poderosos con el brillo de la Verdad que descubrieron: SU PROPIA INMORTALIDAD, pues entendieron que son espíritu y su origen es la Luz y no las tinieblas que ahora identifican por sus crímenes; tienen la Corona de la Vida por lo que ya no temen a la muerte con la que lucifer ha amedrentado a la humanidad, pues se han liberado del pecado, que es la muerte del mundo: “Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? Ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. (1 Corintios 54:56)

Estos hombres y mujeres especiales son los que se visten de Amor y Comprensión; ahora levantan a sus demás hermanos de sus desaciertos con inteligencia y sin juzgarlos, pues comprendieron las palabras de Jesús cuando dijo: “Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman. Y si hacéis bien a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores hacen lo mismo. Y si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto. Amad, pues, a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad, no esperando de ello nada; y será vuestro galardón grande, y seréis hijos del Altísimo; porque él es benigno para con los ingratos y malos. Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso. No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados. (Lucas 6: 31-37).

Este es el Hombre nacido en estas tierras del sur, EL HOMBRE CÓNDOR; el osado y valiente que recobra su identidad de Raza Inconmovible con la que extingue las tinieblas para siempre.

Código 20 - El Nuevo Hombre de la Reina del Sur (:)

 


 

Código 21 - El hombre atrasado

«El hombre viejo le temerá siempre a la vida, el hombre nuevo la acepta y la comprende. El Hombre Nuevo sabe y comprende la necesidad de la muerte, todos pasarán por ella, la acepten o no. Es mejor pues, así, conocerla y aceptarla, es transformación, es nueva vida”.

Ya el nuevo hombre de la Reina del Sur tiene su identidad, con esta experimenta la inmutabilidad frente a la muerte que antes temía. La muerte del hombre viejo en él dio paso a su propia resurrección ya consumada, pues esta es la transformación o mutación anunciada en quienes comprenden la verdad de la Lógica de la Lógica y la aplican en sus vidas, en ellos está la esperanza de la humanidad y la destrucción de las tinieblas en el planeta. La muerte – desencarnación- también es renovadora, mas la rebelión la usa para destruir al hombre ignorante porque muere sin obras en la Luz y sin conocer la Verdad; esto es atraso para el espíritu, por esto que Jesús enseña: “De Mí nunca se dirá, ni se hablará de que he traído muerte a este mundo, y LIMPIAS TENGO MIS MANOS PORQUE MI PADRE ES MI TESTIGO. No traigo la muerte a nadie; la muerte la encuentra el ignorante de la Luz quien la busca; porque YO SOY VIDA Y VIDA ES MI NOMBRE, Y MI VIDA LA ENTREGUÉ PARA TOMARLA, y para que todo el que en Mí Crea, no se pierda más Y TENGA VIDA ETERNA. (Desplazamiento de Landak)

Por tanto, llega la supervivencia Eterna anunciada por el Padre Eterno en la profecía al País del Norte del Sur en su estrofa XVI: “Si hijitos míos, existe la Supervivencia Eterna, ese histórico momento está llegando a unos: es cuando el Pensamiento cree en Mí, el Alma me reconoce y el Espíritu de desea. Así pues, no afinquéis en dios falsas promesas que no reconoce el corazón. El hombre sabio sabe que existo y me acepta. El ignorante y falaz me rechaza en su soberbia”.

Este es el poder P.A.E.I (Innominado) llegado al hombre que reconoce la verdad, ha renacido inmortal como “Hijo de Hombre.”

Código 21 - El hombre atrasado (:)

 


 

Código 22 - Riqueza del Espíritu

«Dadle pues a quien te escucha, a quien te lee, la certeza de la Vida Eterna, pero que también te entienda en la majestad de la muerte y así no será más fea y terrible a los ojos y al entender del ignorante. Alíviales en su ignorancia, la necesidad imperiosa de la muerte. Dadles luz y consuelo al terminar su peregrinación vivencial. Recordadles su propia Esencia de Inmortalidad. Llenad los corazones de belleza con tus palabras y elevad almas con comprensión. Si no sienten y viven lo que os digo, mal haríais entonces, si os atrevéis a hablar a otros lo que no comprendéis. Sed pues sinceros y vuestro corazón será el que hable y comprenda”.

El hombre viejo le teme a la muerte porque, en su condición de ignorante, y al desencarnar, no lleva consigo el cognocimiento de la Luz que es la Verdad que nunca pudo descubrir por haber vivido dedicado al mundo de materia y vanidad, por no haber salido del engaño y haber sido culpable de errores en su caminar. Esta “muerte en vida” entrega al desencarnado el atraso de su espíritu por lo que, al volver al mundo en otro cuerpo, tiene que aprender con dolor lo que no aprendió de la Luz en sus anteriores encarnaciones; este es el karma actuando para el perfeccionamiento de los espíritus.

Por otro lado, quienes logran la dicha de conocer la Ley, al Innominado dentro de sí mismos como Voz Interior, se hacen inmortales porque el desencarnar ya no es temido, es la posibilidad de atravesar el túnel sin aferrarse a ningún remordimiento revivido por la memoria de su vida en ese cuerpo; se va henchido de Luz, la cual multiplicó en sus obras para otros que también se hicieron inmortales, entregándoles el conocimiento de la Ley que a él lo resucitó. Esta es LA CORONA DE LA VIDA ofrecida en el código 20 para el Nuevo Hombre de la Reina del Sur, el saber que seguirán viviendo después de desencarnar porque conocen las leyes que rigen el espíritu, se deshicieron del pensamiento Meshiaj que los mataba y de la manipulación de Jehová cuando cometió el crimen por el que La Justicia Eterna lo destruirá: “Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.” (Génesis 6:3). Negó la naturaleza espiritual del hombre y lo relegó a la mortalidad que viene de él y sus demonios que si son mortales, perecederos y solo por un corto tiempo dependientes del hombre ignorante del cual viven; será hasta que este encuentre su Luz, como ahora lo hace en la Lógica.

Aquí mueren las tinieblas porque sobre el NUEVO HOMBRE no tendrán el poder de la muerte con el someten a la humanidad, cumpliéndose las palabras de Pablo al anunciar en 1ª Corintios 15:54: “Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: sorbida es la muerte en victoria”…

Código 22 - Riqueza del Espíritu (:)

 


 

Código 23 - Los inexistentes y falsos maestros

«Cuanto mayor es la riqueza del espíritu del hombre, menor es la pertenencia terrenal. Si veis hombres en hábito y con adornos de oro y plata, entonces ya tenéis identificados a los falsos espiritualistas y religiosos, haciendo ostentación hasta en su mesa, con suculentas comidas y los veréis siempre campeando con lujosas vestiduras al lado de políticos y militares, PREDICANDO FALSAS ENSEÑANZAS COMO SI FUERAN AUTÉNTICAS ESCRITURAS”.

El hombre es un SER ESPIRITUAL por naturaleza, sin embargo, se materializó su pensamiento debido al mundo de lucifer y al olvido de su esencia inmortal. Esto lo hizo aceptar a cuanto perverso que se vista de santo va pregonando “conocimientos espirituales,” que no lo son tampoco por no contener La Esencia Del Amor Universal, La Paz Espiritual y La Armonía Creacional que son el verdadero alimento espiritual del hombre, la fuente de la cual bebe y no vuelve a tener sed jamás.

El hombre espiritual no se viste de ostentación, no se ocupa de dar señales para que otros le crean y lo respeten, y no pretende manipular ni formar grupúsculos de seguidores; ellos son hombres humildes y dispuestos, su principal característica es el amor y la comprensión, la capacidad de perdón que han desarrollado y el alejamiento definitivo de los vicios del mundo; son enemigos acérrimos de la mentira y la hipocresía y se dedican a divulgar la verdad como el talento que se les ha otorgado para multiplicar. Están al servicio desinteresado de quienes les escuchan buscando sacarlos de la ignorancia de no saber quiénes son. Estos pueden dar satisfacción verdadera al espíritu de los apercibidos; ellos son manantiales de agua viva; ELLOS ESTÁN UNIDOS AL PADRE ETERNO que sienten y escuchan en su interior.

Los falsos son maestros de la opulencia, ostentan riqueza mientras hablan de socorrer a los que viven en pobreza; predican el perverso evangelio de la prosperidad y con él, le quitan a los engañados y fanáticos su sustento. Son perversos, buscan engañar y tienen sus corazones cargados de malas intenciones. Jesús así los denunció: “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.” (Mateo 23: 27-28) Se codean con ricos y poderosos y a estos bendicen: políticos, militares y empresarios; así ha sido desde siempre, ¡revisa la historia! ¡Reconócelos! son la fuerza contraria al verdadero hombre espiritual que ERES.

Código 23 - Los inexistentes y falsos maestros (:)

 


 

Código 24 - La trampa del mundo

«También hay falsos doctos entre vosotros que se otorgan títulos sólo válidos entre los supersticiosos como valederos y auténticos sacerdotales: más yo os digo, que han desvirtuado LAS VERDADERAS Y AUTÉNTICAS ENSEÑANZAS QUE OS HEMOS DADO a través de registros revelados, manipulando a su antojo e interés, como santos, los manuscritos. Estos falsos sacerdotes e intérpretes de la verdad, se han auto elegido con supuestos poderes supremos y se han otorgado para sí y sus discípulos, la falsa creencia de que el hombre terrenal está hecho a imagen y semejanza de Dios; otorgándole al hombre derechos que no tiene en su mal intencionada interpretación de la sagrada escritura”.

Ya quienes entienden el conocimiento de la Ley no caen en la trampa de los hipócritas que se creen espirituales por tener palabras bonitas untadas de Dios, por usar el conocimiento de la Luz para cometer sus crímenes. Ahora se reconocen claramente y el nacido de sí mismo identifica y separa el conocimiento de las falsas doctrinas del conocimiento de la Verdad. Estos falsos doctos han jugado un papel importante en la manipulación del hombre terrestre, han desplegado la estratagema para estancar al hombre en el quinto impulso de este segundo día, del que no asciende por estar dominado por la creencia en cielos e infiernos, en castigos y en el miedo al demonio, todo difundido por los farsantes anunciadores de la rebelión y de sus dioses de tinieblas que se han vestido como ángeles de luz para sumir al hombre en las sombras de su propio error.

Ahora, ningún falso con sus doctrinas puede derribar al “Hijo de Hombre” que comprendió su esencia, este se aleja de ellos y los desenmascara ante los ojos de los demás.

Código 24 - La trampa del mundo (:)

 


 

Código 25 - La ruptura con la falsa verdad

«Así, sed consecuentes y sabed esperar, ESTÁ PRÓXIMA LA RUPTURA DE TODO LO QUE SE ESTABLECIÓ COMO VERDAD INMUTABLE -esto ya se inició- pero ocurrirá de manera individual en el momento en que el mismo buscador se convierte a La Lógica con buen sentido de comprensión. Ante la innegable Verdad de la razón, saldrá a contender la desgastada y marchita argumentación de los necios e ignorantes, “que Dios les otorgó la interpretación infalible de las escrituras”.

Conocedlos bien y tenedlos en buena cuenta para que no te arrastren con ellos al abismo en donde perderán el derecho a dudar”.

Así se nos enseño en el desplazamiento al templo de Landak, mensaje enviado junto con la Lógica: “No desesperéis… La paciencia hace el milagro”. Y paciencia ahora debemos tener para ver coronada nuestra búsqueda, en la que todo lo establecido como verdad inmutable deja de ser, porque tal “verdad” ya se reconoce como la mentira que nos alejaba de nuestra verdadera esencia de inmortalidad. Este es el cambio que ya se inició y se consolida individualmente cuando usted y cada uno de los que estudian la Lógica, reconozcan tanto el engaño como la Verdad, pues ambos tienen un olor particular: el engaño huele a hediondez, a trampa y a crimen del mundo; la verdad huele a paz, a amor y a la certeza de un nuevo día donde la muerte no existe.

Código 25 - La ruptura con la falsa verdad (:)

 


 

Código 26 - El uso de la Inteligencia, no el mentalismo

«La fuerza que libera el sano ejercicio hacia la Verdad, es la mental. Sin este atributo, el alumno se puede perder. La fuerza mental (no el mentalismo) genera los mecanismos que te harán entender LO REAL ESPIRITUAL- INTELECTIVO, a lo falso-religioso-dogmático, que anula la consciencia del buscador. Aquí pierde su capacidad de entender, de interpretar, de conocer”.

La mente del hombre en el mundo nunca ha sido propia, no le ha pertenecido porque la falsa imagen de la estatua de Nabucodonosor y sus poderes que gobiernan el mundo son la información que ha almacenado y que gobierna también su razón.

Así, el don de la mente es guardar memorias, pero no cuestiona acerca de la luz o las tinieblas que almacena como archivos de información, este pensamiento y cualidad viene del espíritu. Una mente vacía es aquella que no tiene conocimiento de la Ley, pues nunca ha almacenado información sobre lo imperecedero. Esta condición hace que el razonamiento sea vano, sin trascendencia en la Luz; solo enfocado en su mundo: su rutina de nacer, crecer, reproducirse y morir; su dinero, carros, edificios y vicios; su ego y su vanidad.

En las mentes más oscuras tienen su origen los criminales del pensamiento, los mentirosos; envidiosos, corruptos y perversos. En estas mentes, JAMÁS puede funcionar la Lógica de la Lógica que no es compatible con sus paradigmas y su orgullo de creerse intelectuales, porque el verdadero intelecto se forja en el uso de la mente sensata, la que se ha purificado de malos pensamientos y vicios de la razón, de prejuicios y de ignorancia para impulsar la inteligencia que es del espíritu. Este es el reto del hombre que resucita, TENER UNA MENTE CRÍSTICA:Pero el hombre natural (del mundo) no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio, el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.” (1 Corintios 2:14-16)

Así lo exige Juan para esta hora que se acerca al mundo: presentadle un Cuerpo Limpio de vicios y degradación, un Corazón Puro en amor y comprensión, y UNA MENTE LLENA DE CONOCIMIENTO DE LA VERDAD DE LA LEY.

Aquí el “Hijo de Hombre” ha recuperado su mente, la usa para su propio desarrollo interior y la elevación de su propio intelecto espiritual que le permite interpretar claramente, comprender y discernir. Identifica la mente meshiaj que no le pertenece, pues ahora la suya contiene el Universo que se proyecta dentro de él.

Código 26 - El uso de la Inteligencia, no el mentalismo (:)

 


 

Código 27 - Destellos de Luz

«Os advierto no ir a la búsqueda de lejana sabiduría. Que tu búsqueda sea limpia y sana dentro de ti. Se te dieron en tu amanecer mágico, las llaves que irán abriendo uno a uno, los pasajes misteriosos de la vida y de tu vida… ¡Tenedlo muy en cuenta!”.

Es la recomendación sabia y sensata para el buscador, porque dentro de él se depositaron los máximos tesoros de la creación y solo en su interior, puede encontrar lo que da sentido a la existencia del hombre en cualquier parte del universo donde habite: al Padre Eterno, Sin Nombre y Sin Fin que nos dice: “Yo existo aunque no me veáis, Yo estoy en tus corazones aunque no me sintáis”(Estrofa XVI, Profecía la País del Norte del Sur) y quienes lo encuentran, pueden sentir y vivir la mayor alegría que ningún tesoro del mundo puede otorgar: “No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. PORQUE DONDE ESTÉ VUESTRO TESORO, ALLÍ ESTARÁ TAMBIÉN VUESTRO CORAZÓN.”

Este es el tesoro del Hombre Universal que en todas las humanidades libres de tinieblas se tiene como la mayor riqueza, ser UNO con el Eterno, aprender de su creación y crear con sus leyes para expandirla y darle continuidad. Este es el futuro de todos los que buscan y encuentran: aprender a ser Dioses en los siguientes días creadores que faltan por recorrer.

Código 27 - Destellos de Luz (:)

 


 

Código 28 - Donde no hay consciencia

«La desaparición de la conciencia en los individuos que aparentan conocimientos espirituales y que experimentan falsas interpretaciones a través de los sentidos, es un desligue de los conocimientos adquiridos y mal interpretados por inconfesables propósitos. Existen entre vosotros los tales. Pero si tu búsqueda se centra en los verdaderos valores del espíritu, en la adquisición de sabiduría, entonces, podrás distinguir a LOS FALSOS COMUNICANTES DE LA VERDAD.

Ellos podrán ser fácilmente señalados por vosotros: estos oscuros individuos no permitirán nunca contender con quienes les impugnen, les señalen o les cuestionen. ¡Ahí pues, los tenéis!”.

Este sello lógico nos ha mostrado a los falsos espiritualistas, ahora ya los podemos reconocer. Estos son los manipuladores que hacen parte de la rebelión que fue arrojada a la tierra y que se viste de luz en su estupidez: “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.” (2 Corintios 11:14). Y es estupidez porque jamás podrán engañar al Hijo del Hombre, sus trucos y trampas tienen su olor inconfundible que los delata, pues el hombre aquí ya no es inocente y los desenmascara como la falsa doctrina que son. El buscador sensato se aleja para siempre de estos manipuladores para encontrar en su búsqueda la libertad que solo puede ofrecer la Verdad que ahora resplandece limpia y diáfana; este hombre especial la protege de los impíos y la divulga a los sedientos de justicia.

Código 28 - Donde no hay consciencia (:)

 


 

Código 29 - De la Verdad al Espíritu

«La Verdad siempre será clara y lúcida, brillante y pura en boca de quienes se constituyen en Intérpretes reales de la Ley. Los falsos no podrán nunca darte la satisfacción que busca vuestro espíritu”.

Aquí el verdadero espiritualista se ha separado por completo de los falsos y vocingleros, pues la Lógica determina su principal factor diferenciador: “Los falsos no podrán nunca darte la satisfacción que busca vuestro espíritu”. Y no pueden porque el árbol no puede dar fruto diferente al de su propia especie; el buen fruto viene del buen árbol y el mal fruto viene del árbol malo. Son las sencillas palabras que Jesús pronunció con lógica poderosa ante la mentira de las tinieblas.

El buscador tendrá que usar aguda intuición y claridad de los sentidos para “oler” la calidad del conocimiento recibido y darse cuenta si es la tan anhelada verdad o es la fetidez del mundo y su mentira que conduce al abismo de la ignorancia y el fanatismo. Tiene que hacerlo, y se dará cuenta que el conocimiento de la Lógica de la Lógica le entrega la pauta para su propia mutación interior; puede identificar y reconocer la verdad porque vive en los niveles de interpretación del alma que todo lo sabe, la que en el hombre se goza de la verdad brillante y pura, rechazando la hedionda mentira de los falsos que no tienen parte con la Luz.

Su labor desde ahora, como dignos portadores de la Verdad, será darla a los demás siempre clara y lúcida, brillante y pura, solo así se constituyen en verdaderos intérpretes de la Ley.

Código 29 - De la Verdad al Espíritu (:)

 


 

Código 30 - Inmortalidad: Conquista del iniciado

«Así que sed honestos en tu cabal búsqueda de conocimientos que te llevarán a la obtención de las credenciales más elevadas que hombre alguno pueda imaginar: LA SABIDURÍA. Si usas bien el conocimiento adquirido, aplicando con sabiduría y prudencia el conocimiento, entonces tuya será la conquista más noble del INICIADO-BUSCADOR: el camino hacia la Inmortalidad”.

¿Y qué es la Inmortalidad? La razón del hombre mortal, que cree que su cuerpo representa la vida real, concibe la inmortalidad como la perpetuidad de la carne, mas lo Inmortal en el hombre ES EL ESPÍRITU que aprende y el ALMA que lo guía en su búsqueda de sabiduría. ¡Que difícil es entender esto para el hombre mortal! Es difícil porque no busca sabiduría, es imposible porque está muerto en el pensamiento del mundo que es un foco de envidia, mentiras, hipocresía y miedos que se reflejan en la rutina diaria del que dedica su vida a nacer, crecer, reproducirse y morir; a su dinero, carros, edificios y vicios que son ego y vanidad.

Así entonces, el buscador honesto sabe que necesita adquirir sabiduría y que esta es el resultado de la práctica del conocimiento aprendido, de dedicar su vida a conocer a Dios dentro de sí mismo y entrenarse en escuchar y sentir su voluntad antes que la del mundo a la que siempre dedicó su tiempo. Aquí se haya amoroso y comprensivo, experto en el perdón y la paciencia, decidido al servicio de la verdad. Con el tiempo y por su obra, nace en él la Sabiduría, la aplicación exacta y prudente del conocimiento, esta se manifiesta sin esfuerzo porque es natural en quien la logra, con ella llegará indefectiblemente a la Inmortalidad que ahora si reconoce, la que sabe que posee porque ya no es un muerto viviente del orden del mundo, es el Hijo de Hombre que es arrebatado para Dios y su Trono.

Código 30 - Inmortalidad: Conquista del iniciado (:)

 


 

Código 31 - La Gran Batalla

«Os exhorto a buscar estos frutos sin descanso y sin desmayo. Llegarán a lograrlo los que se vistan sin falsos plumajes. Allí está la Verdadera batalla que debéis librar: Vence la ignorancia, derrota el fanatismo, gana la batalla sobre los sentidos y tu alma saldrá gloriosa y magnificada en tu lucha. LA VICTORIA ES PARA LA RAZÓN. Así también, en toda reivindicación que realices en aras de una mejoría humanística, debes utilizar la razón para que no haya violencia, la Verdad para que haya justicia”.

Es la Razón Humana la dote por excelencia del que ha alcanzado inteligencia, del que ha vencido en la gran batalla contra su propia estupidez que es la ignorancia de no saber quién es y dónde está su enemigo; de conocer cómo opera en su ataque; es el fanatismo de apegarse apasionadamente a conceptos e ideas que cree que son reales y donde no existe Razón conciencial o cognitiva, que es la máxima expresión de razonamiento que el hombre se obliga en esta hora a alcanzar. Aquí solo tiene una razón emotiva que es la acumulación de pensamientos de aquello en lo que sus sentidos se han enviciado, aferrado como apego a la materia o la carne que le da placer.

Ganar la batalla sobre los sentidos es, entonces, usarlos para grabar información que nutra el pensamiento elevado que le da forma a la Razón Cognitiva, la que surge de hacer “carne” el conocimiento adquirido por aplicación diaria e incansable. Por esto la victoria es para la Razón que surge de la mente que se limpia de conceptos y dialéctica del mundo, ella nunca ha sido el problema del hombre, fue dada por El Espíritu Invisible como principio creador desde antes de la existencia de los mundos habitados y heredada a cada hombre como compañera para que este pudiera crear lo que en su corazón siente: “El Vástago pidió que se le diera Mente como compañera con la cual trabajar, y el Espíritu invisible accedió”. Cuando el Espíritu accedió, apareció la Mente, y se puso al lado de Cristo, y glorificó a Cristo y a Bárbelo. (Santo Espíritu) Todos estos seres, empero, nacieron en silencio”. (Libro Secreto de Juan, capítulo 4: 7-9).

El mundo de 7 cabezas de lucifer se dedicó a llenarla de basura, contaminando los sentidos con sexo desnaturalizado, telenovelas, materialismo y vicios de toda clase. El hombre cayó en la trampa y se dedicó a vivir para satisfacer sus sentidos corrompidos por esta mentira y jamás a su espíritu, el que niega constantemente al creerse mortal. Su mente es lenta en la comprensión de la Luz, debido al crimen de manipulación que Jehová-Satanás hizo sobre el hombre: “Así dijo el primer gobernante a través del profeta: “Haré que sus mentes sean lentas, para que no puedan comprender ni discernir”. (Libro Secreto de Juan, capítulo 11: 23)

Esta es la mutación llegada para el que camina por la Lógica Universal; se hace NUEVO al vencer la ignorancia, derrotar el fanatismo y ganar la batalla sobre los sentidos a los que logró devolverle su naturaleza de Luz. Es el resultado de su propia voluntad y perseverancia en el deseo de no caer en el error que aborrece porque encontró su verdadera identidad de ser, y esta no tiene pertenencia con los falsos plumajes que visten los perversos a los que ya identifica. Aquí la Razón es la que termina la violencia y la Verdad abre paso a la justicia.

Código 31 - La Gran Batalla (:)

 


 

Código 32 - La Sabiduría Fuerza de la Ley

«La Sabiduría debe usarse con lógica, en esto reside la mayor sabiduría del hombre al elegir bien su búsqueda en la vida; y a la inversa, si usáis el conocimiento con lógica, se revestirán de razón tus palabras y cristalinos serán tus argumentos. ALEJAOS DE LOS INSENSATOS Y VOCINGLEROS QUE OS QUIEREN IMPONER UNA RELIGIÓN, UN DOGMA O UN CONOCIMIENTO. No toméis a uno de estos guías de ciegos, únicamente porque lleva una túnica blanca sobre su cuerpo.

Si le veis bien, verás que es un cadáver que debajo lleva un traje negro. Y si tú dices Verdad con base en tus conocimientos, te creerán en cuanto a la Lógica de tus palabras, no por la túnica que lleváis puesta”.

Ya está claro que la Lógica de la Lógica no es la escuálida «lógica» de la filosofía con sus silogismos ni su dialéctica que conduce a las formas más distorsionadas de la razón. Es el conocimiento de la Luz que somos y de las tinieblas que dejamos de ser, el manual de mutación-resurrección que solo el hombre de búsqueda clara y honesta podrá lograr al darle aplicación en su vida. Este hombre especial que ya se encuentra en estas tierras y al borde de su despertar definitivo, es el que se viste de esta Lógica Universal, la que usaba Jesús y por la que sus argumentos eran diáfanos, poderosos e irrefutables por las tinieblas que nunca pudieron embaucarlo en sus trampas dialécticas.

La sabiduría de la creación brota del corazón del hombre como manantial hecho palabra y esta rompe todos los esquemas de pensamiento de la razón del mundo, maravillando a los hombres cuya alma reconoce lo que es verdadero al verlo. Así sucedía con Jesús cuando hablaba, pues la gente lo reconocía, no por la túnica que llevaba puesta sino por la Lógica de sus palabras: “Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas”. (Mateo 7:29) Sucede lo mismo con quienes encarnan la Lógica.

Ahora tú que estudias la Lógica, obsérvala actuar y compárala con la dialéctica del mundo que no puede refutar la sabiduría de la Ley y por eso busca destruir a quien la obtiene: “Pasando de allí, vino a la sinagoga de ellos. Y he aquí había allí uno que tenía seca una mano; y preguntaron a Jesús, para poder acusarle: ¿Es lícito sanar en el día de reposo? El les dijo: ¿Qué hombre habrá de vosotros, que tenga una oveja, y si ésta cayere en un hoyo en día de reposo, no le eche mano, y la levante? Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Por consiguiente, es lícito hacer el bien en los días de reposo. Entonces dijo a aquel hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y le fue restaurada sana como la otra. Y salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para destruirle.” (Mateo 12: 9-14)

Querían destruirle porque tenía la inteligencia de la Lógica Universal que ellos nunca pudieron vencer, pues su “astucia” es estupidez frente a la luz, como se evidencia en estos registros: “Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio, le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio. Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices? Mas esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo. Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. Pero ellos, al oir esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más.” (Juan 8:11)

Y esta brillantez del Cristo reflejaba la Lógica de la Lógica viva en Él, la misma que hoy se te presenta en estas sencillas letras como conocimiento eterno venido de los Tronos y Potestades, preparado para que también seas Cristo, pues ÉL mismo advirtió que lo seríamos: “De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.” (Juan 14:13)

Código 32 - La Sabiduría Fuerza de la Ley (:)

 


 

Código 33 - Los hipócritas, los amos de la confusión

«Así, hay hombres que buscan tesoros, pero no los tesoros que os dan palacios, mansiones o poder. Este hombre-tipo de que os hablo, es aquel hombre vestido de humildad y sacrificio, ignorado por los aduladores y poderosos, cuya acción perdura multiplicándose en silencio. Es su gran obra. Es el hombre dedicado al servicio de la Verdad. Aprended a conocerlos y estad cerca de ellos, os cobijarán buenos frutos. Sed claros enemigos de la confusión y de la duda. ALEJAOS DE LOS HIPÓCRITAS Y ADULADORES, QUE DESCOMPONEN LA VERDAD”.

Estas son las palabras que describen tu búsqueda y esfuerzos por contener la verdad. Eres el vestido de humildad y sacrificio, y al serlo, dejas de ser un adulador y ya no te interesa el poder sobre los demás, pues sabes que esas condiciones te hacen indigno del galardón que buscas. Así, ya no interesas a los egocéntricos que se vanaglorian en la miseria de la materia y el crédito del mundo que para ellos es riqueza, mas has logrado que la mirada del Padre se fije en ti, en tu obra poderosa y silenciosa, porque al hacerla, ya no buscas el aplauso ni el reconocimiento de los hombres, sino el beneplácito del Eterno al que ya sientes como Voz Interior dentro de ti. Ahora eres un claro enemigo de la confusión y de la duda, por tanto, te alejas de los hipócritas y aduladores que descomponen la verdad que muestras diáfana a quien la busca.

Código 33 - Los hipócritas, los amos de la confusión (:)

 


 

Código 34 - La Verdad de los Hombres excepcionales

«Así os diré, que si la Verdad os llega a las puertas de tu razón y entendimiento, entonces tus actos serán revestidos de equidad y justicia. Si tus actos son el fruto de la Verdad que vives, entonces tu espíritu será incansable en búsqueda de nuevas respuestas a tu alma sedienta de saber. Mirad pues bien estos hombres y mujeres excepcionales, son el reflejo de la bien encaminada búsqueda del conocimiento y la Verdad.

Se les dará (sabiduría) por siempre jóvenes como respuesta interior. La felicidad y la dicha les serán por compañeras inseparables. A la sombra de tales, otros encontrarán saber”.

Y la verdad anunciada como Siete Sellos Lógicos reviste de un nuevo plumaje interior al hombre. Quien la encuentra, la hace evidente en sus actos que ahora son justos y lejos del error de la “sin razón.” Los hombres y mujeres excepcionales que se levantan en estas tierras del sur, al encontrar la verdad del Dios producido por sí mismo dentro de ellos, toman todo lo del mundo por basura y no hallan opción en él, pues la única aceptable ahora es la de dar libertad a otros con la misma verdad que a ellos liberó, por esto, la felicidad y la dicha les son compañeras inseparables, pues la verdad del Padre dentro de ellos es la mayor felicidad que hombre alguno pueda alcanzar, en estos (ustedes que estudian y viven la Lógica) se cumple la profecía: “Los velos se corren: no prevalecerán falsas iglesias; no saltarán en Mi Nombre falsos meshiaj: no saltarán en Mi Nombre si no tienen la Voz Interior: no arrebatarán al Ave su batir de alas en su majestuoso vuelo. Eclosión polífona de verdades del hijo. Montañas, mares, ríos y valles en Mi Nuevo Despertar, correrán los unos, saltarán los otros, alegría por doquier. Mis verdaderos hijos no se fragmentan, pertenecen a la Eterna Verdad” (Estrofa XV “al País del Norte del Sur”). Encontraron su verdadera identidad, ahora son Hombre y Dios indefectiblemente unidos en UN SOLO EJE CENTRAL DE PODER Y SABIDURÍA.

Código 34 - La Verdad de los Hombres excepcionales (:)

 


 

Código 35 - Quienes están aquí

«Ellos tendrán por siempre respuestas alentadoras en su boca. aminarán sin desmayo por fértil camino en coronación a sus desvelos y en su Interior, se revela el maestro que aflora con toda la fuerza de un huracán. Allí nacen ahora las verdades de siempre. Allí se revela el amor y el saber. Seguras serán sus palabras y claras verdades pronunciarán. Oídles sin miedo, aprended sin temor. ¡ELLOS YA ESTÁN AQUÍ!”.

Estos son de quienes está escrito: “Son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.” (Apoc. 14: 4) Son las primicias que en esta hora que llegan a la Lógica Universal, se reconocen para esta labor de ser Luz en la oscuridad, calma en la tempestad y esperanza que alumbra y guía en la guerra final.

Estos son el triunfo de Dios sobre las tinieblas, y se reconocen entre sí por sus especiales características espirituales, las que señalan doce piedras o cimientos de la gran ciudad, la nueva Jerusalén de apocalipsis 21 como los 144.000 de la promesa. Son los hombres Azules que contienen la sabiduría del universo viva dentro de ellos.

Es ahora cuando encuentras la respuesta a la pregunta de Juan: ¿eres tú acaso uno de estos hombres de quienes hablo? Esa respuesta está en tu corazón que siente claramente que no viniste para la vida regalada al mundo que perece, pues tu esencia no pertenece a él; has buscado el Reino y has encontrado que siempre estuvo dentro de ti. Ahora muchos te escucharán, es tiempo de predicar la verdad del Dios producido por sí mismo, la que solo portan los que han nacido de nuevo en ÉL.

Código 35 - Quienes están aquí (:)

 


 

Código 36 - Tiempos y tiempo que determina

«Sabed pues, que las Leyes disponen de un tiempo en el tiempo para los avatares, las creencias y las religiones. Todo está ligado a un espacio-tiempo y durante este tiempo todo debe cumplirse. Obedece a leyes desconocidas para vosotros.

Por esta Ley, veréis cómo el hombre prudente evoluciona y se distancia de los necios que ensombrecen el ascenso de los demás. Sin embargo, los que escuchan y dialogan con su Voz Interior, saben y aprenden, que la más grande conquista que lograrán en el camino de la evolución, será la que les dé la seguridad de que están bien orientados y sin falsas pretensiones de adquisición de poderes o conocimientos que no son capaces de interpretar. Estos especiales individuos, silentes, humildes y ejemplares en su desenvolvimiento general, son prudentes y sanos defensores de la Verdad”.

Por esta Ley y en este planeta, hay un tiempo para las tinieblas que se está acabando y uno para que la Luz nazca en quienes reencarnaron con tal propósito, ambas cosas en este tiempo final están sucediendo simultáneamente. Son leyes desconocidas para los terrestres, por lo que obtusamente niegan a Dios creyendo que es su culpa toda injusticia que acontece, mas ya se nos había dicho y no se entendió: “Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes y hambres y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores. Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.” (Mateo 24: 6-14)

Hay un plan determinado para este tiempo y planeta, y este plan no es de hombres terrestres, por lo que solo puede ser ejecutado por quienes se eleven en pensamiento, inteligencia y sabiduría sobre el mundo de ignorancia, razones y emociones humanas que no puede contener la Verdad. Por esta ley de tiempo que termina, todo lo que el hombre adora en el mundo como religiones, política y demás poderes colapsará, quien no se prepare, perecerá igualmente.

Por tanto, es momento del despertar de la Voz Interior que nunca tendrán los falsos e hipócritas que la Lógica nos ha mostrado en los códigos anteriores, solo llegan a escucharla claramente los que caminan por estos 49 códigos de mutación mental y espiritual hasta limpiarse por completo del mundo que ahora aborrecen; a estos, sencillos y ejemplares en su desenvolvimiento general, llega la maravilla de tener al maestro que les responde todas las preguntas y los guía por todos los parajes, lejos de falsas pretensiones de poder: SU PROPIA VOZ INTERIOR.

Código 36 - Tiempos y tiempo que determina (:)

 


 

Código 37 - El Conocimiento de la Ley

No olvidéis lo que es importante para vosotros: EL CONOCIMIENTO DE LA LEY. Este requisito es indispensable para lograr alcanzar la entrada al Templo de la Sabiduría y traspasar luego el umbral de La Lógica, dejando atrás las viejas concepciones de lo que parecía ser la Verdad. No hay cosa más preciada que brille con luz propia y codiciable a los ojos del iniciado, que la Verdad”.

Esta es la mayor necesidad del hombre terrestre, pues esta carencia es la que lo ha sumido en la más terrible ignorancia al desconocer al Padre Eterno que ya nos dijo en el código 4: Conoced la Ley… y entonces Me conocerán los hombres. La Ley, por tanto, no es ajena a ningún hombre que la busque, pues al hacerlo, no tendrá que ir en búsqueda de lejana sabiduría; no está escrita en ningún libro de la tierra y mucho menos en las perversas tablas de Moisés, que contienen la ley del demiurgo que conduce a la muerte.

La Ley está dentro del hombre, como lo explicó Pablo en 2 Corintios 3: “siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón.” Y es ahí en el corazón, donde el hombre tiene su encuentro con el Eterno, por lo que también se nos dijo de ÉL: “para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros. Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos”. (Hechos 17: 27-28)

Los que hasta aquí han llegado en la aplicación de la Lógica, ya han logrado este prodigio, ya han comprendido que la Ley no es compleja ni saturada de complicadas figuras de dialéctica como lo es la ley del mundo. Es sencilla, diáfana y se manifiesta poderosa en quienes comprendieron que “El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.” (Romanos 13:10). Entonces, el conocimiento de la Ley es la verdad del Dios producido por sí mismo, la que brilla a los ojos del buscador como la perla de gran precio que por fin encuentra dentro de él. Esta lo conducirá a partir de ahora en sus pasos futuros a la perfección y al cumplimiento de cuanto ha nacido para ser, porque ya no es más del mundo, ahora camina dentro de Ella y esta lo preserva.

Código 37 - El Conocimiento de la Ley (:)

 


 

Código 38 - Hueca palabrería

«Pero desdichadamente, para muchos que iniciaron el camino del sacrificio a través de múltiples experiencias, tanto espirituales como investigativas, han perdido su esfuerzo de llegar al fondo de la cueva. Se han dejado sorprender por falsos brillos y destellos de su propia concepción e intelectualidad. Se dejaron engañar fácilmente por indescifrable palabrería, por apariencias y falsas vanidades que aceptaron, obnubilando la real interpretación”.

Ocurre con muchos que han emprendido la búsqueda de la verdad, por no haber logrado madurez en el conocimiento adquirido en la Luz, y por no aplicarlo consistentemente en sus vidas, que terminan desviándose hacia el lodo que antes buscaron dejar; los invade el orgullo y la prepotencia de creerse superiores por tener este conocimiento y se cortan a sí mismos de entrar al Reino dispuesto para los hombres.

Al “dejarse sorprender por falsos brillos y destellos de su propia concepción e intelectualidad” caen en arrogancia, que es contraria a la humildad y disposición que exige Juan para realizar esta noble labor de propagar el Verbo; porque el orgullo es del mundo de tinieblas que no tiene pertenencia con la Luz, por este los hombres se pisotean unos a otros, se juzgan, jamás reconocen sus errores y menos aún, los corrigen. Por estas condiciones, la Ley los aparta; Ella continuamente somete a la fragua a los hombres y mujeres que se acercan al saber de las estrellas. Lo hace una y otra vez hasta que salen los que nunca pertenecieron a la “pequeña manada” y quedan solo los que califican para el cumplimiento, aquellos de quienes se dijo: “Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.” (Mateo 5:9) Estos son los humildes, los sencillos, los dispuestos, los sabios de la LEY ETERNA, en ellos está: EL PODER DE DIOS.

Código 38 - Hueca palabrería (:)

 


 

Código 39 - Los auto-elegidos

«Mirad que os lo digo de nuevo: cuidaos de los falsos intérpretes de la ley, os pueden llevar con fácil engaño, como niños, a su malintencionada interpretación de la Verdad. Es legión lo que habita entre vosotros para torcer la auténtica enseñanza que os dimos y es legión también los que se auto-eligen como dignos representantes de la Sabiduría: los hay de todos los tintes y estaturas.”

Esta es la falsa doctrina, el conocimiento y energía infernal que se opone al cumplimiento del propósito de la Luz como plan establecido para El Despertar de Consciencia. Esta falsa doctrina se “personifica” en todo hombre inconsciente y estúpido que antepone el mundo ante lo Eterno, que con sus actitudes buscan torcer las enseñanzas que conducen a la elevación del espíritu, distorsionándolas, mezclándola con conocimientos mundanos y apartando a las personas de la verdad que buscan. Estos son maestros de la cizaña, se infiltran entre los que emprendieron la sana búsqueda y tratan de fragmentarlos con su veneno e insidia.

Aquí el buscador ya no es inocente, no cae en el engaño de los inconfundibles que se adjudican sabiduría ante los demás, se reconocen porque buscan poderes entre los hombres, seguidores y pleitesías. Son falsos porque con sus palabras dicen “luz” y con sus obras muestran tinieblas: “por los frutos se conoce el árbol”. Todos los que unidos se encuentran aprendiendo del conocimiento de la Ley, deben estar atentos a este ataque, pues son legión los que buscan infiltrarse, están poseídos en pensamiento y emoción por el espíritu de tinieblas que sabe que le queda poco tiempo y trata de apagar la Luz que crece y crece en quienes la encuentran, pues estos son la muerte de la oscuridad en el planeta.

Código 39 - Los auto-elegidos (:)

 


 

Código 40 - Espiritualismo, falso camino

«Es ya tradicional entre vosotros, realizar movimientos llamados “espiritualistas”, en donde caen los bien intencionados buscadores de la Verdad. Éstos son fáciles presa de los falsos místicos e iluminados que dicen tener “facultades” para recibir comunicados y mensajes de otros tantos inexistentes maestros espirituales. Estos farsantes del conocimiento, también obran como supuestos sacerdotes o sacerdotisas de sus movimientos obnubilantes que hacen perder la posibilidad de comprensión real de su propia búsqueda”.

El buscador de la verdad se enfrenta en su ascenso cada vez a mayores obstáculos puestos por las tinieblas, pues estas se extinguen con cada hombre y mujer que se levanta para cortarlas de sus vidas. Así entonces, muchos serán los intentos que hagan para detener a los que tocan la Luz. Es una lucha de PODER a poder y quienes ya tienen certeza de haber llegado a la Verdad, tendrán que romper definitivamente con esta trampa del “espiritualismo y los iluminados”, que se visten de “luz” para engañar y detener a los que se acercan a la verdadera Luz. Los que lo hacen comprenden que el conocimiento que viene de lo alto, no llega por medio de intermediarios con sotanas, túnicas y demás ropajes vistosos, llega por conexión directa del hombre con el Dios de su corazón.

Código 40 - Espiritualismo, falso camino (:)

 


 

Código 41 - La mente

«¡Qué frágil es el espíritu humano! ¡Qué frágil es la mente en su real interpretación de lo que aparenta ser la Verdad! No os dejéis engañar por más tiempo. ¡Romped las cadenas de las palabras bonitas que os llevan inexorablemente a los abismos de la falsa interpretación! Sed valientes y osados al hacer escudo inderrotable con tu Voz Interior. Transitarás sin miedo y nadie os podrá tocar. LOS DEFORMADORES DE LA LEY tienen su “olor inconfundible” y también son reconocibles por su particular forma de hablar”.

Ya la lógica nos había advertido sobre la fragilidad de la mente sometida al mundo, al estar llena de tinieblas no sirve al hombre para su propio desarrollo interior. Ahora el buscador, ya con mente propia, siente la Voz del Padre dentro de él, este es su verdadero triunfo y la consumación del poder del Eterno en el Hombre.

Tenerla equivale al fin de la soledad, al rechazo definitivo de los maestros, pues le son innecesarios; equivale a caminar inderrotable por el sendero del cumplimiento del propósito del espíritu, la vida y la creación, al fin de los miedos y ningún deformador de la ley lo puede tocar, pues al contrario, estos le temerán y temblarán.

Por medio de los que tienen su Voz Interior, los demás comprenderán que Dios existe en el hombre y en él se manifiesta en su máxima expresión, porque ahí, en ese hombre, está el poder del Universo.

Código 41 - La mente (:)

 


 

Código 42 - El Averno de los grupos

“Ellos son fáciles de reconocer por quienes con sus actos y conocimiento en favor de la Verdad, han contraído el lógico discernimiento que sólo desarrolla el sencillo y humilde conocedor de la Verdad. No os dejéis elegir para sus grupos, no os dejéis tentar por falsas doctrinas con apariencia de piedad y sabiduría.

No dejéis que os seleccionen para estos particulares grupos en que se pierde el derecho a no aceptar. Miradlos bien: sólo son adoradores de la apariencia, de sus falsos líderes que los manejan a su antojo e interés. Son muchos los desdichados que marchan sin rumbo, creyendo tener pies para andar, ojos para ver y oídos para escuchar. Éstos son los engendros de los manipuladores que han leído y escuchado algunas verdades a medias y que añaden y anulan el sano conocimiento impartido en La Doctrina de la Verdad”.

Ya el conocedor de la verdad identifica a los falsos que quieren tener adeptos para llevarlos al abismo. Ya no caen en ninguna de sus trampas y reconocen en los otros buscadores sensatos, sencillos y humildes en el conocimiento de la Ley, a los únicos con los que puede reunirse para trabajar en grupo. Así experimenta el aprendizaje que da la sana convivencia con el hermano, pues juntos, se crece rápidamente, se aprende de los errores y aciertos de los demás y se instruye en el amor y la comprensión. En estos grupos se entrena la mente y se comprueba qué tanto se ha aprendido de la Ley, pues si dentro de ellos afloran orgullos y juicios contra los hermanos de búsqueda, es por señal que aún se es pequeño en la Verdad, pero también hay los que dentro de ellos se nutren y surgen como verdaderos guías espirituales del tiempo final que estamos viviendo.

Código 42 - El Averno de los grupos (:)

 


 

Código 43 - La Cegadora Verdad

LA OPINIÓN Y LA CREENCIA, NO ES EN MANERA ALGUNA PRUEBA INOBJETABLE DE LA VERDAD, porque en la mayoría de los casos, los que aceptan las apariencias de la Verdad, son los necios e ignorantes. Así pues, como el búho queda ciego por el brillo del sol, así el brillo del Rostro de la Verdad os cegará cuando te le acerques. Así fue dicho, así fue escrito. Así que cuida mucho lo que aceptes como verdad indisoluble, no sea que estés recibiendo sólo la sombra de lo que te dicen como verdad. No te conviertas en otro mediocre que acepta lo que oye, sólo porque tiene palabras dulces untadas de <Dios>”.

Ahí está la mediocridad en la búsqueda: aceptar lo que tiene la apariencia de lo que buscamos sin escudriñar y someter a la Lógica, el calibre de la Verdad que se recibe. Pues quien ha agudizado la intuición de su corazón y es humilde en la búsqueda, puede reconocerla más allá de la opinión y la creencia de quienes dicen tenerla, a estos los identifica y los rechaza.

La verdad es el conocimiento de la Ley, la que al conocer se revela el Padre Innominado; quien lo encuentra halla su figura en el movimiento de una hoja al viento y en el portento de los soles del universo; lo identifica en la Voz que le habla en su corazón y no en su mente. Esta verdad es el misterio que revelan los S7ete Sellos que portan los S7ete espíritus de Dios que van por toda la tierra como lo anuncia el apocalipsis 5:6. A ellos tendrás que escuchar al toque de sus trompetas de Verdad y Libertad, como esta que en la Lógica has hallado. Aún hay profundidades por explorar en este conocimiento que traen los S7ete espíritus y cuando lo hagas, tendrás que hacer vivo el mensaje dentro de ti mismo, en tus siete logosoles o chacras que son discos de memoria espiritual de energía poderosa que el mundo y sus demonios domina pero no lo hace en los 144.000 porque estos vencen las tinieblas, estos son los sellados en la frente y en el corazón con el Sello del Dios vivo que Miguel pide en esta hora. Ellos constituyen la cegadora verdad para la humanidad y cada hombre código 144.000 que se levanta al recibirla, fue porque el brillo del rostro de la Verdad de su Dios Interno los deslumbró para que quemaran las creencias y el engaño, solo queda lo que pueden comprobar en su propio interior como Verdad Inmutable, la que no tienen ninguno de los vendedores de salvación de este mundo.

Código 43 - La Cegadora Verdad (:)

 


 

Código 44 - El Desarrollo Interior

“Así comprenderás, que la vía más sensata para lograr la mayor evolución, es el Desarrollo Interior, es la alquimia que nace del prodigio de los procesos de la iluminación. El mayor aprovechamiento que puede lograr el buscador-iniciado, no es de ninguna manera el camino que escoge el que llamáis faquir, que busca en el centro instintivo y motor; ni es el del llamado monje, que ejercita los sentimientos trabajando el centro emocional, y tampoco es el camino del yogui y su búsqueda a través del intelecto”.

He aquí la maravilla que surge de la búsqueda clara y honesta de la verdad que ilumina al hombre: El desarrollo interior. Esta es, para el hombre sensato, la consecuencia lógica de conocer la verdad, pues la hipocresía consiste precisamente en tener el conocimiento, predicarlo y jamás aplicarlo; esta es la tozudez de los hombres: adquirir las herramientas para la mutación y jamás transformarse.

Esta mutación es el desarrollo interior, el nacimiento de sí mismo como un NUEVO HOMBRE. Aquí el iluminado de la Verdad se desprende de su vieja envoltura que solo le trajo desolación y ruina, supera sus defectos y gana la batalla contra la pasión de los sentidos, logrando la humildad que lo hace pequeño ante los ególatras y grande ante el Padre.

El desarrollo interior surge por la voluntad propia del buscador y lo conduce a la formación de su propio Ser que le hablará y lo instruirá; surge de la fragua de la vida que vive en aplicación de la Verdad que encontró y no en los falsos caminos para la elevación que implican aislamiento y soledad, castración y autoflagelación.

A los buscadores que engañados caen en estas prácticas, los sorprenderá que no basta la “sana intención” de iluminarse, pues en inocencia e ignorancia de la Cegadora Verdad, el espíritu no se enriquece ya que este solo se nutre de las memorias de Luz que graba por su propia experiencia en la práctica de la Verdad que este “averno de los grupos” ignora. El desarrollo interior, por tanto, no lo consigue el que se viste de algo en particular como faquir, monje, yogui o cualquier otro supuesto espiritualista, no tiene máscaras y sólo lo logran los humildes, los sencillos y los dispuestos que agachan su cabeza porque abandonan su orgullo para dejarse guiar por la verdad que practican en amor y comprensión, por la que dejan sus vicios y todo lo que antes los avergonzó ante el Innominado.

Código 44 - El Desarrollo Interior (:)

 


 

Código 45 - El Sendero Único

“Es la síntesis de los anteriores; sin buscar la tortura del cuerpo físico, ni la mística mal entendida, ni el resultado del poder mental, ni la soledad del espíritu, ni el silencio de las celdas que te alejan de tus hermanos, ni tu búsqueda en los desiertos o en las montañas; porque el aprendiz de iluminado equivoca la mecánica natural del espíritu, se sume en un intento por llegar a la luz en los engaños de los sentidos y las intuiciones y pierde la realidad de su verdadero YO INTERIOR”.

Esto es lo que no debes perder de vista: la realidad de tu verdadero YO INTERIOR, porque ese es tu propio maestro y el que te conduce por el Sendero Único hacia la inmortalidad, hacia tu Voz Interior al final del Sendero. Este solo surge de haber cumplido con los pasos anteriores de la Lógica en su aplicación y en él, hallarás todas las respuestas que en la razón del mundo que dejaste, nunca tuviste. Esta es la continuidad del código anterior por el que entendemos a donde no debemos dirigir la búsqueda y en donde se adultera la mecánica natural del espíritu, que es: APRENDER DEL VIVIR BAJO LA LEY ETERNA, por lo que las prácticas aquí expuestas de los que se dicen ser espirituales, son erradas y sin fundamento ante la Luz.

Código 45 - El Sendero Único (:)

 


 

Código 46 - La Iluminación Final

“El real iluminado deberá aprender con su verdadera experiencia, que debe dirigirse hacia un lugar determinado y saber por qué está ahí y en dónde no debe estar. Ve claramente dónde estaba antes de partir y no desea volver a estar allí

Descubrirá entonces, que debe indicar a sus compañeros de búsqueda para que salgan con él al exterior, y los hará caminar con él y les hablará del mundo real y les hablará de La Luz. Les habrá dado en tanto, la mejor herramienta para que ellos luego caminen solos en la búsqueda que les deparará el más asombroso y maravilloso de los descubrimientos que han logrado descifrar: la mágica receta de la mayor parte de las sabidurías y de todas las ciencias: SE LES REVELA SU PROPIO YO INTERIOR”.

Solo el que llega hasta este punto del Sendero en su búsqueda interior puede mostrar a otros el camino. Todos los que lo han transitado tienen en común el haberse desprendido del mundo de tinieblas que los dominó en el pasado y ahora pueden mostrar a otros el camino para que hagan lo mismo que ellos lograron. Les creerán porque verán en ellos la transformación, que es la evidencia del galardón al que conduce el conocimiento de la Ley. Sabrán que no es un falso espiritualista porque sus obras revelarán que su plumaje es interior y verdadero. Esta es la Iluminación Final, la que otorga autoridad para consumar el anhelo de hablar a otros la verdad que se vive, pues se recorrió el camino de ascenso dejando atrás toda miseria a la que no se regresa nunca más. He aquí entonces, los guías de espíritu renovado y puro.

Código 46 - La Iluminación Final (:)

 


 

Código 47 - El Gran Descubrimiento

“La claridad del iluminado surge cuando se descubre dividido en mil fragmentos y proyectado en mil individuos diferentes que les son conocidos e importantes para él. Se reconoce en el amigo que anda ciego porque no ha tenido un guía. Se identifica con el padre y con el amigo, con el hijo y con el desalmado, con la madre que ama al hijo y con la que lo aborrece, se identifica con el vicioso y con el bebedor, con el mendigo y con el enfermo que sufre; hace propio el dolor del afligido y del que no tiene consciencia, hace suyo su fracaso”.

Aquí el Iluminado mira hacia atrás y ve en los demás hombres el mundo de vicios e inconsciencia que ha dejado por voluntad propia para nunca más volver. Ahí radica su capacidad para guiar a los demás que quieren salir de él, pues no los desprecia, ve en ellos el reflejo de lo que antes fue y logró dejar para nacer de nuevo como Hijo de Hombre.

Quienes de esa cueva desean salir, seguirán las huellas que les señalan el camino que los conduce por el sendero que el Iluminado logró coronar. Dependerá de cada individuo seguir el ejemplo y la guía para salir de su propia ignorancia y este ES EL AMOR DE LA LEY para con el hombre, porque estableció en su perfección los mecanismos para que los que busquen la verdad puedan llegar a ella gracias a los que ya lo han hecho. Este es el mismo amor por el que Jesús aclaró: “Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.” (Lucas 5:32) Este es el amor del Iluminado (el que siente y vive este conocimiento) por sus hermanos de búsqueda, que revestido de paciencia, amor y comprensión, podrá guiar bajo la misma Ley a los demás; lo lograrán los que se vistan de humildad, los más sabios que el sabio se quedarán rezagados para siempre.

Así lo enseñó Juan en la profecía al País del Norte del Sur:

Quien se viste de humildad en la búsqueda, ENCUENTRA SABIDURÍA.

Quien se llena de bondad, OBTIENE LA DICHA.

Quien se nutre de belleza, RECIBE PERFECCIÓN.

Quien escucha la buena enseñanza y aprende del sabio y del anciano, OBTIENE EL CONOCIMIENTO.

Quien se nutre solo de la verdad, RECIBE EL DON DEL ESPÍRITU.

Quien da amor y observa conducta; SU PREMIO ES LA LUZ DE LA COMPRENSIÓN Y NUNCA ESTARÁ SOLO.

Así pues, SED MAGNÁNIMOS al obtener poder.

SED JUSTOS al impartir Justicia.

SED EQUITATIVOS y no codiciosos al realizar tus negocios.

SABED PERDONAR Y OLVIDAR LA VENGANZA Y SE OS DARÁ LA PAZ.

Sed pues HONESTOS Y PACIFICADORES, hombres DIGNOS Y SENCILLOS.

RENOVAD VUESTRO ESPÍRITU Y RECIBIRÉIS GRACIA DEL CIELO.

Se ha iniciado el tiempo para que brille la justicia, NUNCA HA ESTADO AUSENTE, solo trataron de ocultarla. Ahora el Brillo de la Espada cegará a lo inicuos y desgajará a los hipócritas de sus pedestales».

Código 47 - El Gran Descubrimiento (:)

 


 

Código 48 - El Camino, la Verdad y la Vida

“Así surge el nuevo hombre. ¡Silencio! Hay un hombre a punto de resolver su conflicto interior. ¡Miradle! Lleva en sus ojos y en su sonrisa la inconfundible muestra de su triunfo interior. Aquí llega el momento en que el buscador iluminado, consciente de su gran descubrimiento, logra comprender que nadie habrá de renunciar a su progreso espiritual por causa de otro. Habrá comprendido que todos constituyen la montaña y el bosque, sin dejar de ser árbol, planta, flor o fruto; pero independientes”.

El triunfo interior del hombre finalmente se consuma: descubre su VERDADERA IDENTIDAD DE HOMBRE UNIVERSAL; entiende quién es en el universo, de dónde viene su preexistencia y hacia dónde va en los días de creación. Ante tal descubrimiento, no permite que nadie se interponga para hacerlo retroceder, ni familia ni hijos y menos otros del mundo que ya no tiene parte con él, lo pueden detener. Esta es entonces, la coronación a todos sus esfuerzos y desvelos; aquí comprueba que no existe esfuerzo en la Luz que no tenga magna recompensa para el que persevera y es inquebrantable. Esta es su victoria: su individualidad, su plena libertad de ser.

Código 48 - El Camino, la Verdad y la Vida (:)

 


 

Código 49 - Final del sendero, el Verbo

Aquí también, el iluminado oye la voz que le habla. Es una voz misteriosa, pero clara: rompe el silencio de la ignorancia que reina entre los hombres y cada palabra es creativa, dinámica y amorosa. Este «ente» misterioso que está dentro de su corazón, tiene Vida, pero no tiene forma; tiene Voz, pero no tiene rostro. Una vez que despierta dentro de ti, resonará como Palabra Interior. Es el momento asombroso y dinámico en que palpa, escucha y comprende toda la Sabiduría de la Ley»

He aquí el final del sendero, la muestra inconfundible del triunfo interior. La dicha y el júbilo de haber consumado el ser UNO con el Padre al conformar el Ser Cristo por dentro. Este es el Verbo que resuena poderoso como Voz Interior dentro de nosotros, es la identidad plena de la divinidad que tenemos y somos, por la que nos hacemos dignos de saltar en su Nombre y hablar a las naciones, pues ÉL es quien habla en nosotros. “Los velos se corren: no prevalecerán falsas iglesias; no saltarán en Mi Nombre falsos mesías: no saltarán en Mi Nombre si no tienen la Voz Interior (Estrofa XV. P.P.N.S) Aquí se consuma para nosotros el SER UNO CON EL PADRE, anhelo cumplido por el cual habló Jesús en Landak: Y si alguno de vosotros Me entiende y comprende Mis Palabras y se acerca a Mí, Yo le daré Mi Mano Fuerte y le Cobijaré con Mi Manto y le daré a Probar el Amor Eterno que baja desde los Shielhos para que sea un Hombre Nuevo, para que se adoctrine Conmigo y Yo con él, para que el Hijo del Hombre no se pierda Y ÉL Y YO SEAMOS UNO, para que él y Yo Seamos en Mi Padre Y MI PADRE SEA SIEMPRE CONMIGO Y TODOS VOSOTROS EN ÉL».

Código 49 - Final del sendero, el Verbo (:)